Connect with us

Suscribirse

Editorial

Otro cambio y van…

IRA, IBR, Indert, odisea sin fin

Sentado en el mismo lugar que su antecesor y rodeado de los mismos funcionarios, el nuevo presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra hizo, al asumir el cargo, las mismas observaciones y emitió las mismas promesas que el recientemente cesado. Dijo Mario Vega: “En caso de detectarse y comprobar irregularidades, tomaremos las medidas corres­pondientes en cada caso. No defraudaré al pueblo campesino…” etc. Un año antes, el entonces presidente Horacio Torres había prometido en el mismo recinto: “Basta de pokarẽ en el Indert. No hay ni habrá tolerancia con los funcionarios que se aprovechen de los campesinos…”, etc.

El nuevo inquilino de la oficina agregó una frase que vale la pena rescatar. Habló de “realzar la imagen de la institución con la ayuda de todos los funcionarios”. ¿En qué mundo vive? ¿Acaso no sabe que la Junta Asesora de Gestión y Control del ente perdió a tres de sus miembros que se fueron cansados de que se cajonearan sus pedidos para investigar a funcionarios corruptos? Los representantes de la UGP y de la ARP, así como el de las organizaciones campesinas, se retiraron hartos de que se ignoraran sus reclamos. El representante campesino fue contundente en su nota de renuncia al decir que “no están dadas las condiciones adecuadas para poder trabajar respetando las reivindicaciones presentadas por las organizaciones campesinas que represento, y la institución no está en condiciones de honrarlas”. Los ganaderos y productores agrícolas, por su parte, se aburrieron de denunciar documentada­mente a funcionarios del Indert que alientan y acompañan invasiones de propiedades rurales.

El Indert es un depósito aluvial de décadas de manejos turbios en la administración de tierras públicas bajo el marbete de “reforma agraria”. El desbarajuste catastral es de tal magnitud que luce virtualmente inarreglable, en parte porque el caos es real y en parte tam­bién porque en ese caos medran generaciones de sinvergüenzas empotrados en el ente.

Ya lo dijimos: en la era del posicionamiento global satelital, de los algoritmos y del big data, resolver el problema de titulación de tierras en el Paraguay es sólo cuestión de voluntad política. Veremos en qué desemboca este nuevo cambio de guardia.

Los anteriores relevos sólo sirvie­ron para el álbum de fotos.

 

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez.

Copyright © 2019 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente