spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

¡Seamos cínicos!

“…Los cínicos incluso evitaban el placer para no convertirse en sus esclavos. Los perros eran un modelo para los cínicos ya que admiraban su sencillez…”. Una de mis pasiones que les comparto, la que ando enfatizando mucho este año, es la de ir buscando la raíz etimológica de palabras que me llaman la atención y me ayudan atender antropologicalemente ciertas características de los hombres y mujeres en los tiempos que vivimos. Muchas de las actitudes que nos alarmamos y posteriormente nos decepcionamos tienen una explicación que sorprende. Si vemos el concepto de cinismo el mismo viene del latín “cynismus” aunque tiene origen griego. El término hace referencia a la impudencia, la obscenidad descarada y la falta de vergüenza a la hora de mentir o defender acciones que son condenables.

Pero como el concepto no puede venir de la nada misma, el cinismo tiene un origen y desde esta columna me parece oportuno dar un poco de docencia para apren­der y entender que nos pasa como sociedad. Los cínicos eran un grupo de filósofos que consideran que la única preocupación del hombre debe ser la virtud, pues solo a través de esta se puede alcanzar la felicidad. La escuela cínica fue fundada por Antístenes, discípulo de Sócrates. Otro de sus grandes exponentes fue Diógenes de Sinope, importante filósofo cínico, los ideales de vida debían ser la autosuficiencia, y la apatía. Los cínicos despreciaban todas las normas y las convenciones sociales; rechazaban la fama, el poder o la riqueza, pues sostenían que estos valores, dictados por las convenciones, no constituían el camino virtuoso. El cínico cubría apenas sus necesidades básicas, se despojaba o renegaba de los bienes y las riquezas, se dedicaba a advertir, a cada dos por tres, la frivolidad y la corrupción de la sociedad en que vivía. El cínico, pues, gozaba de gran libertad. Con el tiempo, el concepto de cinismo fue mutando y hoy se asocia a la tendencia de no creer la bondad y la sinceridad del ser humano. La actitud cínica está vinculada al sarcasmo, la ironía y la burla, según plantea la literatura. Por ende… volvamos a ser etimológica-mente, como los cínicos de antes.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Luz González, Jacqueline Torres, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, Juan Martínez, Fabrizio Meza, Lisandra Aguilar.

Más del autor