spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
32.7 C
Asunción
InicioDestacado“Todos los días pienso en renunciar"

“Todos los días pienso en renunciar»

Categoría

Fecha

En entrevista con el ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Dr. Julio Borba, contó que en la cartera hay muchas cosas por hacer y existen varias materias pendientes en la salud pública.

“A mí me tocó entrar en un momento un poco complicado dentro del ministerio de Salud, en todo lo que corresponde al país y al mundo. No es una tarea para fácil, pero estamos para estos desafíos, tengo un equipo humano fantástico, muy comprometido. El principal desafío es salir de esta situación y hoy tenemos una de las herramientas fundamentales, que es la intervención farmacológica, en este caso son las vacunas”, sostuvo.

Aseveró que, en la actualidad, están apresurando el proceso de vacunación en la población, en algunos casos se presentan reticentes a vacunarse. Sin embargo, aseguró que están tomando todas las medidas posibles para poder lograr el objetivo.

Borba reveló que ya iniciaron el proceso de aplicación de la tercera dosis y lo están haciendo bajo un esquema bien estricto, elaborado por el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) con el asesoramiento del Comité Técnico Asesor de Inmunizaciones (COTENAI).

“Continuamos con el proceso de vacunación de primeras a segundas dosis, existen más de 3.300.000 personas vacunadas con primeras dosis, 2.600.000 con segundas dosis y 78.000 con terceras dosis. Seguimos con ese proceso”, afirmó.

Declaró que nuestro porcentaje de vacunación aun es relativamente bajo, si se considera el número de personas vacunables, que es el de 18 años para arriba.

“Estamos hablando de una población de 4.500.000 aproximadamente, de las cuales tenemos vacunadas 3.000.000, o sea, quedan todavía 1.500.000 adolescentes por vacunar. Si queremos llegar al 80% nos faltarían vacunar alrededor de 1.000.000 adolescentes”, expuso.

Contó que están saliendo con los vacunadores a las casas, a los barrios, a las pequeñas ciudades del interior del país y están usando todas las alternativas posibles para llegar hasta dichos lugares.

No obstante, mencionó que el proceso de salir de los vacunatorios es un poco más lento, considerando que cada equipo de vacunadores puede inmunizar cerca de 20 o 25 personas por día, pero señaló que desde hace un mes, cuando empezaron a salir los equipos hasta la fecha, llegaron a vacunar un poco más de 300.000 personas a nivel país.

“Seguimos insistiendo y estamos convencidos que la salida a esto es el proceso de vacunación, lograr una inmunidad de rebaño”, manifestó.

Expresó que están observando que en otros países hay una tercera, cuarta e incluso una quinta ola, y esto se da especialmente en las personas que no fueron vacunadas.

“Se habla de ola de los no vacunados. Nosotros estamos preocupados considerando que tuvimos un golpe muy fuerte en los meses de abril, mayo, junio, julio, incluso hasta mediados de agosto. Fuimos muy golpeados por esta situación y esperemos que no vuelva a suceder eso”, indicó.

LAS TERCERAS DOSIS
Con respecto a las terceras dosis, garantizó que la mezcla entre la vacuna Pfizer y AstraZeneca está plena y científicamente comprobada y que el ministerio no hace absolutamente nada que esté fuera de lo demostrado por la ciencia.

“Nosotros ya estamos viendo lo que pasó en los otros países y nos basamos en la experiencia de ellos. No es algo que innovamos ni mucho menos, es un proceso que ya se inició en varios países de Europa, Estados Unidos, y es algo que ya lo estamos haciendo nosotros también”, sentenció.

Comentó que ahora poseen un stock bastante importante de vacunas y recibieron más hace pocos días de otra plataforma nueva.

“Tuvimos una ventaja y desventaja al mismo tiempo. Fuimos uno de los pocos países que tuvo siete plataformas de vacunas diferentes, sin embargo, la gente se tomó la molestia de elegir las vacunas, pero hay que entender que la mejor vacuna es la que esté disponible”, apuntó.

Explicó que, desde la cartera, tienen hasta fin de año aseguradas prácticamente casi 3.000.000 de vacunas más y un muy buen lote también para el año que viene, ya con contrato firmado a través del Estado paraguayo con varias multinacionales.

NO SOLAMENTE EXISTE EL COVID-19

El ministro afirmó que quedan muchas materias pendientes.

“Otra epidemia que nos afecta son los accidentes de tránsito, las patologías cardiovasculares, el cáncer. Tenemos una deuda histórica con los hospitales, en el sentido de que tenemos un déficit de infraestructura y recursos humanos. Hay mucho por hacer dentro del ministerio, pero iniciamos el trabajo y esperemos que con la ayuda del todos podamos hacer mínimamente algo”, precisó.

Enfatizó que las crisis son oportunidades y dentro de esta crisis, el ministerio creció de forma muy importante a nivel sanitario, sin embargo, no lo suficiente.

“Nuestro límite acá no es monetario, no es falta de equipamiento, aunque algo también siempre puede faltar. El problema es la cantidad insuficiente de recursos humanos a nivel país y especializados en este caso, eso es lo que nos impide hoy poder crecer más en terapias intensivas”, puntualizó.

Acotó que llegaron a su límite con un poco más de 750 camas de terapia intensiva de las 308 que tenían en marzo 2020 a noviembre del 2021.

“Se creció casi un 200% en camas de terapia intensiva, se hicieron 17 pabellones de contingencia, son más de 1.250 camas nuevas en todos los servicios de salud, se renovaron muchos equipamientos, se contrataron más de 13.000 personas en total, entre los que se contrataron por contingencia y los consejos locales y regionales de salud, que reforzarán mucho más el sistema de salud”, determinó.

LO QUE QUEDA
Remarcó que el desafío es mantener esto en los siguientes años, todas las infraestructuras, los equipamientos que pudieron adquirir y acotó que es un desafío muy importante debido a que ya está presupuestario.

“Tenemos la ayuda del ministerio de Hacienda, el presidente nos dijo que de cualquier manera tenemos que mantener eso que crecimos. Por primera vez después de muchos años podemos decir que tenemos la cantidad suficiente de terapias intensivas para la población del país sin pandemia, sin pandemia digo porque con pandemia siempre hay
alguna que otra complicación”, agregó.

En cuanto a la corrupción que podría ocurrir dentro del ministerio, argumentó que su cartera es extremadamente grande, son casi 70.000 funcionarios y están absolutamente en todo el país.

“Estamos buscando la forma de poder concientizar a la gente de que las cosas hay que hacerlas bien, estamos tratando de hacer todos los controles pertinentes, vamos a intentar que las cosas salgan bien, estamos bajo estricto control de todos los entes necesarios a fin de que no tengamos ningún tipo de inconvenientes”, ratificó.

Finalizó afirmando que hoy en día cuentan con la ventaja de algo que fue criticado cuando recién ingresó a la cartera, la insuficiencia de vacunas.

“Actualmente tenemos las vacunas y en suficiente cantidad. La gente no se está acercando, tenemos la posibilidad de la intervención farmacológica, de evitar una tercera ola que nos pueda golpear y la solución está en nuestras manos”, avaló.

Consideró que dicha solución es acercarse a uno de los 220 vacunatorios que hay a nivel país, de tal forma que exista mayor seguridad para eventualmente evitar las formas graves de la enfermedad.

“Invitamos a la gente a que se acerque, que se vacune y podamos salir adelante, olvidarnos de esto algún día. Decir que esto fue una pesadilla, pero que ya pasamos la tormenta”, concluyó.

¿QUIÉN ES JULIO BORBA?
El ministro se definió a sí mismo como un médico de 48 años, que se recibió hace 25 años y a la edad de los 23, realizó la especialidad en cirugía general, posteriormente especialidades en administración hospitalaria, gestión de hospitales, auditoria médica, medicina legal y ciencias forenses. De la misma manera, posee 7 especialidades didácticas y fue docente universitario hasta que incursionó en la política.

Declaró que en el presente le toca estar al frente de esta institución, con todas las ganas, pese a los golpes que diariamente reciben y que tienen el desafío de salir adelante, debido a que hay un bien mayor que es sacar adelante a la institución y a la salud de la población.

“Todos los días pienso en renunciar”, confesó. Mencionó que tiene todavía el apoyo fuerte de su familia y un equipo humano maravilloso, que lo levanta cuando está golpeado, lo anima y le da ganas de seguir continuando.