spot_imgspot_img
jueves, enero 27, 2022
29.7 C
Asunción
InicioActualidadLa guerra continúa

La guerra continúa

Categoría

Fecha

Cascotasos, gases lacrimógenos, tensión y miedo fueron los condimentos que formaron parte de la mañana de ayer en el este del país.

Un grupo de paseros se enfrentaron con policías en la zona de la Triple Frontera en Ciudad del Este. Los disturbios fueron motivados por la disconformidad al acuerdo llegado entre paseros y el Gobierno.

Julio Fernández, director de Aduanas mencionó que se trata de un grupo minoritario de paseros. Ya que la gran mayoría está de acuerdo con la formalidad.

“Hemos recibido la información de que José Martínez, candidato a intendente para las internas del Partido Colorado fue uno de los instigadores”, expresó. Aunque se presume que Martínez no inició los reclamos y que solo trató de aprovechar la situación para obtener rédito político y seguidores con vistas a las próximas elecciones.

Todo inicio el día domingo cuando se llegó a un acuerdo entre paseros y el Gobierno, representado por Aduanas. El lunes por la mañana se firmó el acuerdo que consistía en el aumento de US$ 150 a US$ 300 del tope de compras en el vecino país.

Pero el acuerdo no contemplaba el ingreso de productos frutihortícolas. Esto fue uno de los aspectos que motivaron a la violencia en ambos bandos del día de ayer.
Estos productos son por ejemplo el azúcar, carnes, pollos, aceites, huevos y otros más.

Mayoristas no dan la cara. Finalmente Fernández aclaró que existen financistas, y que algunos paseros son acopiadores que recolectan lo que traen para un mayorista. Y que estos últimos nunca dan la cara.

Formalizaciones desde mañana

El día de mañana, representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Senave, Senacsa, Banco Nacional de Fomento (BNF) y otras instituciones más ayudarán a Aduanas a la formalización de los paseros interesados.

Coimas, un mal de nunca acabar

El director nacional de Aduanas mencionó que la institución cuenta con alrededor de 300 funcionarios. Y que una renovación del plantel tiene adversidades para hacerse ya que los trabajadores cuentan con leyes laborales que los amparan.