Connect with us

Suscribirse

Editorial

Lepra moral

Políticos basura se suben al coronavirus

Aprovecharse de la escasez de un producto farmacéutico recomendado para prácticas de higiene antivirus, ponerle la etiqueta de un político en campaña y repartirlo gratis en una población golpeada por el miedo al coronavirus es el último grado de degeneración. Esto ocurrió en la periferia asuncena en donde cierta candidata a concejal municipal y otro sujeto que aspira a un cargo similar se proveyeron –no importa de qué manera- de botellitas de alcohol en gel y en aerosol a las que les pegaron sendas etiquetas invitando a votar por dos típicos productos de la podredumbre ética en que ha caído la política en el Paraguay.

Mercar con la necesidad del prójimo es un clásico de la política basura. Lo comprobamos con cada campaña electoral, carrera durante la cual la abrumadora mayoría de los corredores sólo dejan excrecencias y contaminación.

Pero especular con el miedo de la gente en medio de una pandemia en plena expansión quiebra hasta los últimos amarres de la civilización y nos precipita a un abismo de miseria moral absoluta.

Contra esta abominación no existe una sanción explícita en el Código Electoral. Su artículo 290 apenas invita a “…cuidar que el contenido de los mensajes constituya una alta expresión de adhesión a los valores del sistema republicano y democrático y contribuya a la educación cívica del pueblo”.  Nada dice respecto a aprovecharse del miedo y la necesidad de la gente para encajar allí un lema electoral repartiendo gratis, en este caso, un producto sanitario que comienza a escasear en el mercado.

Como ocurre generalmente en estos casos, los partidos políticos no van a tomar distancia de estos abortos devenidos candidatos o precandidatos; sus dirigentes mirarán para otro lado y seguirán dejando hacer, siempre y cuando sus pingos ganen la carrera electoral. Lo han hecho siempre. Jamás se ha sabido de mesa directiva alguna que haya tratado un tema semejante, e intentado por lo menos, elevar la vara moral y ética en las campañas electorales. El resultado es una piara de politiquillos que hozan y gruñen en el chiquero de la baja política, enterrando con sus patas en el lodo todo valor y todo principio.

Siempre es posible descender un escalón más en la degradación. 

Los candidatos de marras lo están demostrando como portadores y transmisores de una verdadera lepra moral.  

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente