miércoles, mayo 29, 2024
7.2 C
Asunción

Memoria y cercanía

Las redes sociales están sobrecargadas de publicaciones de todo tipo; superfluas, “simpáticas”, informativas” o de promoción de un producto o servicio, más muy pocas que valgan la pena apretar el freno de la navegación y tomarse un tiempo para consumir una charla, leer un texto, ver un video o escuchar un audio de larga duración. Hoy día resulta que para que tenga éxito un video en la red se recomienda sea de una duración menor a los 5 minutos.

Hace poco me tocó ver una charla hecha por el argentino Gabriel Rolon en youtube que es un  psicólogo, psicoanalista, escritor, presentador de radio, músico y actor, ha hecho varios libros titulados; Historias del diván (2007), Encuentros (2012), Historias inconscientes 2014). Su actividad se centra en la psicología clínica , y está especializado en el tratamiento de la neurosis que es la enfermedad funcional del sistema nervioso caracterizada principalmente por inestabilidad emocional.

En este video el vecino argentino habla acerca de que “La memoria es un lugar maravilloso lleno de trampas”. Es un audiovisual de 7 minutos, tiempo que sería mucho para quienes trabajan o están frente a sus monitores para prestar atención en sus palabras para meditar acerca de la importancia que tienen los recuerdos para nosotros y lo fundamental que tiene para nosotros cuidar y trabajar siempre la memoria leyendo, escribiendo, pintando, hablando con contertulios o haciendo cosas que sirvan para nuestra mente. Una herramienta importante no solo para conspirar contra algo o alguien para lograr destruirlo sino para construir proyectos sociales que sirvan a todos. 

Redescubrir la cercanía

Hoy día ese “todos” se ha vuelto muy popular con la herramienta que es la red internacional. Un  instrumento donde no solo existimos nosotros, nuestros remitentes, seguidores, “amigos” o suscriptores sino el planeta mismo tiene acceso a lo que se nos ocurra hacer público, que exige mucho cuidado con las formas que decidamos hacer público nuestras imágenes o lo que pensemos o que “se encuentra en nuestra cabeza” cómo pregunta una famosa red social.

Sus ideas me llevaron a pensar en cuán significativo resulta recordar, entrenar y cuidar nuestra memoria que para mi particularmente luego de un grave accidente que afectó mi cabeza años atrás es algo que sigo haciendo cómo una terapia diaria aunque ya no tenga la terapia cognitiva que enfatizaba mucho en el recordar bien donde estaba, lo que hice y haré y el tiempo en el que me encuentro.

Aunque no lo crea así se afectado o perdido me encontraba luego del politraumatismo craneoencefálico, y que solo fue una parte del cuerpo dañada.

Con este escrito no quiero decir que lo que sea que haga público en sus redes no importan, son divulgaciones tontas o deba dejar de usar su red social que debe ayudar a ese todo que no conocemos pero estamos comprometidos a hacer que su navegación en la red sea segura y productiva pero sin descartar el amplio abanico de posibilidades de la memoria.

Más del autor