EL CANDIDATO
domingo, abril 11, 2021
24 C
Asunción
Inicio Bienestar Tips nutricionales para darse el dulce gusto

Tips nutricionales para darse el dulce gusto

Categoría

Fecha

Comer bien es vivir mejor. Llevar adelante dietas saludables es sinónimo de invertir en tu bienestar físico y potenciar el equilibrio emocional para reducir la ansiedad o el estrés del día a día. 

El cuerpo humano ama lo dulce, ya que nos concede una corriente de serotonina y dopamina intensa que es ideal para reducir las emociones negativas. Sin embargo, esta sensación es muy breve y el cerebro necesita nuevas dosis. 

Los profesionales dicen que de a poco entramos en un círculo muy adictivo donde la comida chatarra y el dulce se convierten en una necesidad cotidiana, pero, ¿qué tal si te dijera que podemos hacer los postres cada vez más saludables y continuar así con una dieta equilibrada? 

La nutricionista Camila Oses afirmó que se pueden reemplazar ciertos ingredientes como por ejemplo, en vez de harinas blancas, utilizar las integrales, o avena, en vez de manteca, utilizar aceite vegetal, y en vez de azúcar, utilizar edulcorante.

“Así logramos reducir la cantidad de grasas y azucares y mejoramos la calidad del postre que decidimos comer. Con postres saludables aportamos al organismo los carbohidratos necesarios para tener energía para el día”, señaló la especialista. 

 

Dijo que muchas veces las personas que aman las cosas dulces se ven muy limitadas o restringidas al empezar a cuidar de la alimentación creyendo que no pueden comer nada dulce y se limitan a frutas o gelatina como único recurso, y no es así, realmente hoy día es cuestión de organizarse, probar recetas que se pueden hacer súper fáciles, ricas y rápidas para darse los gustos.

“Siempre hay que cuidar las porciones, en todo, ya sea dulce o salado, y recordar que formamos hábitos, un estilo de vida que no tiene tiempo de caducidad, no es una dieta por un tiempo determinado, entonces no podemos pretender vivir sin comer lo que nos gusta, es buscar el equilibrio”, detalló la profesional.

Agregó que normalmente lo que conocemos como “dulces”, ya sea postres, chocolates, masitas, alfajores, tortas, son alimentos muy procesados, y a la vez son bombas calóricas, alimentos muy cargados de grasas en su mayoría saturadas y azúcar, ingredientes que deberíamos evitar si queremos llevar un estilo de vida y una alimentación saludable. 

Es importante evitar tener postres procesados en casa porque, a decir de la nutricionista, siempre será un alimento con mayor cantidad de conservantes, químicos y cuanto más natural es la alimentación, el cuerpo podrá aprovechar mayor cantidad de nutrientes.

“Lo dulce aporta carbohidratos, aporta energía al cuerpo, es nuestra fuente principal de energía, por eso es importante agregar a nuestra alimentación diaria. Para que un postre sea nutritivo y completo debe llevar huevos, alguna fruta, y si agregamos harinas que sean integrales o de avenar, evitamos el exceso de grasa, reemplazamos el azúcar por edulcorante, y si utilizamos miel, no abusar. Esos intercambios son los que harán la diferencia en el valor calórico y nutritivo de nuestro postre”, explicó Oses. 

Finalmente, destacó que cada alimento tiene su forma y tiempo correcto de almacenamiento, más en el país que hace mucho calor y es importante respetar y no cortar la cadena de frio para así reducir el riesgo de intoxicaciones alimentarias.

“Al final es lo que buscamos, nutrirnos correctamente, tener una alimentación sana y darnos los gustos”, concluyó.