Connect with us

Suscribirse

Historias

“Si los ciudadanos animamos a jueces y fiscales, vamos a avanzar en el combate de la corrupción”

Por Benjamín Fernández Bogado

Las acusaciones e imputaciones fiscales que generan tanto revuelo, terminan en la nada en la mayoría de los casos. La ciudadanía debe contentarse con que aquel supuesto delincuente, severamente imputado por la Fiscalía, acabe con 6 meses en la Agrupación Especializada, luego vaya a prisión domiciliaria, le permitan trabajar desde allí, y todo acaba en el oparei. Alguien que ha venido procurando desde hace mucho tiempo que tengamos conciencia de la importancia que tiene luchar contra la corrupción y el daño que nos hace la impunidad es la abogada Maria Esther Roa, quien conversó con Benjamín Fernández Bogado para este medio.

¿Qué sensación tiene ante estas imputaciones y ante lo que terminan finalmente?

La sensación que uno siente conociendo cómo se maneja la justicia en Paraguay es desoladora. Siempre digo, hay presión ciudadana, hay presión mediática, ellos preparan su imputación, esa imputación en 6 meses que es el plazo ordinario tendrían que presentar la acusación, no la presentan, piden un plazo extraordinario, piden otros 6 meses, ahí ya se computan 12 meses, pasa al olvido ese expediente, la fiscal le da otra vez una mano al acusado, ya la mente de la gente está ocupada, ya está en otras cosas, entonces después se presenta el sobreseimiento provisional o una suspensión del seguimiento, pagan migajas, pero sin embargo robaron millones de guaraníes, ni siquiera se van a la cárcel, tienen una salida procesal como ley de 2 años y suspensión de la condena, pagan migajas y quedan impunes, ese es el ciclo que se da dentro del poder judicial y que ojalá la gente entienda que si no nos organizamos, si no empezamos a asumir roles de control, que es lo que estamos pretendiendo hacer, y solo por dar un dato, en la primera semana que se habilitó el Poder Judicial, nos fuimos al noveno piso a recordarle a la Corte Suprema de Justicia que seguíamos vivos y que necesitábamos que se actualice el Observatorio que era la forma mediante la cual se pueden controlar esos procesos penales por corrupción pública, la actualización quedó en marzo, habían pasado dos meses y eso seguía sin ningún dato, y la idea de ese Observatorio es que a la medida que pasan los meses van pidiendo informes y ese juez que está protegiendo al corrupto sepa que tiene que rendir cuentas y esas informaciones van a subir a las plataformas de la Corte Suprema de Justicia, donde a su vez nosotros controlamos. Son mecanismos que estamos utilizando dentro de la precariedad absoluta.

Si tuviéramos que fijarnos en la labor de la Fiscalía, muchos de sus integrantes dicen “no tenemos recursos, no tenemos capacidad, no tenemos gente que colabore con nosotros para hacer la tarea de investigación” ¿Es esa una realidad o un pretexto?

Es una realidad. Nosotros tenemos una Unidad Especializada en Delitos Económicos que funciona en Chile y Aedo, en un edificio viejo y pequeño. Ahora conseguimos que haya 12 fiscales anticorrupción. La Fiscalía Anticorrupción no tiene un solo perito, en contabilidad, en arquitectura, ingeniería, o sea, todos aquellos estudios técnicos que se tienen que incorporar en la investigación, no se puede porque directamente los fiscales anticorrupción dependen de los peritos de la Fiscalía General, y esta te dice, tenemos dos peritos contables para todo el país. ¿Cómo vamos a investigar la corrupción así? Imposible es. Entonces cuando yo pienso que cuando ponen excusas yo no puedo porque no tengo, porque se está inventando, traté de hablar con la fiscal general y decirle, sabés qué, si no tenés peritos, salí y gritá en la calle, quiero investigar y no tengo, si es que estás diciendo que el Poder Legislativo no te está dando el presupuesto, tenés que hacer algo porque vos te comprometiste a luchar contra la corrupción y tenés que poder hacerlo. Sin embargo, sin los recursos también nosotros pudimos hacer varias cosas, entonces uno termina pensando que falta voluntad nada más, hay algo positivo, en este país de tantas desgracias, yo conocí jueces y fiscales muy buenos, que nos decían por favor continúen porque con la gente que está afuera reclamando dejamos de sentir presiones políticas, ya dejaron de llamarnos, no nos extorsionan, pero ¿hasta cuándo puede aguantar la sociedad civil?

Estamos en una encrucijada muy dura, es la hora de construir, tenemos que empezar a actuar de forma más inteligente y controlar esos procesos porque no tenemos condena, los emblemáticos Portillo, Enzo Cardozo, casi 10 años de proceso penal, Camilo Soares, ahora conseguimos llevarlo a juicio oral, y cuántos otros procesos penales están pendientes, el rector Froilán Peralta, desde la oposición pasaron muchos meses y todavía no se puede concretar ese paso tan importante que es la audiencia preliminar.

¿Cómo un caso puede haber llegado a 20,10 años, el de Soares, el de Portillo, el de Peralta, eso es un problema de ley, en la voluntad de los jueces, en la incapacidad de los fiscales, o en todo eso junto?

No hay una política institucional, no hay un interés de parte de los 9 ministros de la Corte. No existe ningún mecanismo que ellos digan vamos a instalar, en las oportunidades que tuve de conversar con ellos, les decía ¿cuál sería la estrategia de Poder Judicial para separar los procesos?, por ejemplo, Enzo Cardozo, tuvo más de 22 personas procesadas, él nunca chicaneaba, pero chicaneaban los otros, el de menor rango, él decía yo no estoy haciendo nada y por el mero hecho de presentar una dilación se suspendía todo. Entonces ese ejemplo le dije a la Corte cuál era el mecanismo para combatir la corrupción si tenías varios imputados y varios acusados, y no supieron contestarme.

Tenemos el problema, las dilaciones, tenemos una acordada de que dicen que van a aplicar sanciones a los abogados chicaneros, no se aplican. No hay una política institucional por parte del Poder Judicial, de los nueve ministros de Corte, a quien yo interpelo para que me demuestren lo contrario, para que me digan que sí tienen un sistema de control de procesos penales. Ni siquiera estadísticas tienen. El Ministerio Público lo mismo, suscribimos dos convenios internacionales que son letra muerta en Paraguay ¿Hasta dónde podemos aguantar este sistema si sabemos que el Paraguay está prácticamente fundido, enterrado por la corrupción, gracias a la impunidad. Entonces los ciudadanos debemos asumir responsabilidad, yo dedico muchos días de mi vida a esta lucha apasionada porque pongo pasión, yo no tengo problema de formar fila y esperar a que un juez me diga cuál es la razón por la cual no está resolviendo un caso de corrupción pública, pero si hay más ciudadanos que se suman y empiezan a controlar, yo creo que el Poder Judicial el pretexto de decir esta sociedad civil está pidiendo y ya no te puedo pasar la mano.

Acá se pasan las manos, jueces con fiscales, fiscales con procesados y muchas veces esas órdenes vienen de arriba, del Poder Judicial, del Ministro de Corte y de la mismísima fiscal general del Estado.

El doctor Piñánez es un excelente fiscal anticorrupción, el doctor Jean Paul es un excelente juez donde nosotros le damos a penas el respaldo ellos se animan a tanto. Si los ciudadanos empezamos a animarlos, creo que vamos a conseguir avanzar en el combate de la corrupción y terminar de una buena vez con la impunidad.

Hay un ambiente, la ciudadanía se está dando cuenta, y más con la pandemia que nos va a empobrecer más, hay más obligación de sacar el país adelante.

No le parece sorprendente que con toda esta crítica que usted hace a las instituciones judiciales del país, al sistema judicial, que haya 9 ex fiscales en cargos ministeriales en este gobierno, o sea, si realmente la fiscalía hubiera hecho bien su trabajo, hubiéramos tenido unas muestras de eficacia en el Ejecutivo increíbles, pero fiscales hay desde vicepresidentes como el caso de Hugo Velázquez, ministro de Educación, Anticorrupción, ministro de Secretaría de lavado de dinero, el de la Senad, ¿qué significa que una fiscalía tan sospechosa, con fiscales tan sospechosos, sean premiados con cargos en el Ejecutivo?

Utilizaron su figura mediática porque fueron mediáticos en su momento, el simple hecho de que saliera en la tele pareciera que basta, la gente no tiene una capacidad de analizar nada porque si vamos a permitir que Giuzzio sea un buen político o un buen fiscal, hay que ver lo que él hizo, imputó y dejó, entonces no es bueno.

Tenemos que exigir resultados y aprender a evaluar a cada integrante de la cúpula por separado, ver qué resultados dio, no tanto lo mediático, lo volátil, lo que nos gusta aplaudir. Tenemos que empezar a ver los resultados y ahí nos convencemos que la gente utiliza ese recurso para posicionarse y después dejarnos en las mismas.

El Ejecutivo ha dicho que quiere reformar el Estado y puso al ex fiscal y vicepresidente Hugo Velázquez al frente. ¿Qué sensación le da eso?

Es una burla, fue el peor error, elegir a un pendejo, a una persona que nunca asumió ninguna responsabilidad, a un joven que vivió en la opulencia gracias a su padre que fue el secretario de un dictador. No construyó ni siquiera una familia ¿qué se puede esperar de alguien así? Ponerle a Hugo Velázquez es una burla, no es la persona idónea para hacer las reformas. Ese es el gobierno que tenemos. Hay que ser más responsables a la hora de elegir a las autoridades porque esta burla desde el Poder Ejecutivo obedece que la gente vota por los colores, las personas y no por los proyectos, hay que ver qué proyectos nos ofrecen los partidos políticos para poder evaluar  al final del Gobierno y saber qué no se cumplió para castigar.

¿Cómo el presidente de la República va a poner a Hugo Velázquez? Una persona inadecuada, inmadura, solamente puede pensar que Hugo Velázquez puede reformar algo a favor del pueblo.

 

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente