spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
34.7 C
Asunción
InicioDestacadoRegreso a clases sin vacunas

Regreso a clases sin vacunas

Categoría

Fecha

El ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, confirmó que el inicio de clases previsto para el 21 de febrero se realizará de manera presencial, salvo que ocurra una “catástrofe sanitaria”. Sin embargo, con la falta de vacunación a los niños no solo se puede hablar de catástrofes, sino también de una exposición de los chicos a la inseguridad.

Juan Manuel Brunetti

Afirmando que “no hay vuelta atrás” y el regreso a clases será de manera presencial, el ministro Brunetti habló del calendario previsto para este año lectivo, que arrancará el 21 de febrero. No obstante, aún no está previsto el inicio de la vacunación para los chicos, lo cual resulta indispensable para el desarrollo saludable del período escolar.

“Las escuelas deberían ser lo último que se cierra y lo primero que se abre, por lo cual esperamos la apertura de los centros”, había manifestado el titular de la cartera educativa en una entrevista para Radio Ñanduti. Así también, habló de un trabajo en conjunto que estarán llevando entre el ministerio de Salud y Educación para instalar la aplicación de las vacunas en determinados centros educativos.

De este modo, como lo hicieron en su momento con los adolescentes, el ministro destacó que volverán a apuntar a la metodología mencionada para promocionar la vacunación en determinados centros educativos, durante las primeras semanas de clases.

En cuanto a la infraestructura de diversas instituciones, el ministro Brunetti habló de un avance, pues durante los últimos días de diciembre distribuyeron un poco más de G. 25 mil millones para las mejoras de 300 escuelas que se encuentran dentro de un programa de Jornada Escolar Extendida.

Sin embargo, de 8.600 instituciones públicas en el país, según el ministerio de Educación y Ciencias (MEC), casi el 10% de estos locales precisa de algún mejoramiento.

NECESARIA CAMPAÑA
El secretario de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP-A), Gabriel Espínola, manifestó que los gremios docentes mantienen la postura de una vuelta a clases de manera segura; reconoció que la presencialidad es necesaria, imprescindible e impostergable, pero para llevarla a cabo el Estado debe asumir su responsabilidad de manera coherente.

Gabriel Espínola

“No estamos teniendo la inmunización masiva de los chicos, a pesar de la inscripción que se ha habilitado. Existe una deficiente y precaria campaña de concientización a la ciudadanía y a las familias en particular para que los padres inscriban a sus hijos y se encuentren a la espera de la disponibilidad de las dosis”, refirió.

Igualmente, el vocero de la OTEP-A destacó que las tareas de promoción de la vacunación juegan un rol importante para lograr la inmunización de los chicos, más aún para los padres que se encuentran en la negativa de vacunar a sus hijos.

“Otro aspecto importante consiste en la disponibilidad de insumos para mantener todas las medidas sanitarias necesarias para redoblar la protección de los niños” indicó Espínola. Para ello, el involucramiento ordenado de las autoridades encargadas de garantizar los puntos mencionados, constituye un factor importante.

MAYOR RESPONSABILIDAD
Para la presidenta de la Asociación de Padres de Colegios Públicos, Francisca Monges, es una obligación del ministerio de Salud garantizar la inmunización y protección de la ciudadanía en general, pero así también el escaso porcentaje de personas inmunizadas recae sobre las personas que no mantienen las medidas sanitarias ya conocidas.

Francisca Monges

“Los padres somos sumamente egoístas, no podemos anteponer nuestros deseos o pensamientos por encima de la seguridad de nuestros chicos”, sentenció la vocera de la asociación, haciendo referencia directa a aquellos que se niegan a facilitar el acceso a las vacunas a sus hijos.

En ese punto, destacó que los últimos reportes que hablan de un nuevo pico de contagios asustan bastante, pero asusta más la cantidad de padres inconscientes que, pese a todos esos datos, optan por no inmunizar a sus hijos.

“Falta mayor compromiso y cumplir con las responsabilidades como padres. Así también, desde el ministerio deben llevar a cabo articulaciones con los padres para que las clases presenciales seguras sean posibles para los niños; se necesita mayor presencia de las autoridades y más acciones que demuestren seguridad para el pueblo”, aseveró Monges.