spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, mayo 11, 2021
15.8 C
Asunción
InicioActualidadSocialPolicía sufre retroceso con designación de nuevo subcomandante

Policía sufre retroceso con designación de nuevo subcomandante

Categoría

Fecha

El comisario general inspector Víctor Eduardo Balbuena Ortega fue designado como subcomandante de la Policía Nacional a través del Decreto N° 5.047 del Poder Ejecutivo. De esta forma el cuestionado uniformado queda como el número dos de la Comandancia, reemplazando al comisario general director Luis Ignacio Arias Navarro, quien asumió la Comandancia ante la movida del ex comandante Francisco Resquín Chamorro.

Aunque ya se había dado a conocer que Arias iba a quedar como comandante en reemplazo de Resquín, este martes se dio el juramento del nuevo comandante y subcomandante de la Policía Nacional con la presencia del ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio.

Como no se veía en mucho tiempo, el presidente de la República no participó del acto donde un nuevo uniformado asume la dirección de la Comandancia.

RETROCESO
El comisario general Balbuena últimamente se desempeñó como director general del Instituto Superior de Educación Policial (Isepol), quien tiene a su cargo los institutos de formación policial como la Academia de Policía, para oficiales, y el Colegio de Policía, para suboficiales.

Su labor fue bastante cuestionada, ya que él dispuso que el test psicotécnico que rinden los jóvenes que se postulan para empezar una carrera policial deje de ser un elemento esencial y un colador.

La exclusión del análisis psicológico de los postulantes a policía fue bastante criticado por los profesionales de las sociedades científicas del área de psiquiatría y psicología. Incluso, se había recomendado sumar más elementos para determinar qué tipo de personas luego estarán en las calles portando legalmente un arma.

Pero no todo termina ahí, aunque no sea tan serio como eliminar un análisis psicológico de un encargado de la seguridad pública, el comisario Balbuena también había vuelto a poner trabas a jóvenes con tatuajes y que quieran ser agentes del orden.

Incluso, luego defendió que agentes en la calle no estén en buena condición física, en comparación con alguno que tenga dibujos en el cuerpo. “Es diferente un gordito alegre, simpático que un flaquito tatuado”, había dicho.

CRÍTICAS
Para la ex directora de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Diana Vargas Núñez, quien trabajó por la renovación de la malla curricular y denunció hechos de presunta corrupción en el ingreso a los centros de formación policial, el nombramiento de Balbuena no es alentador.

“El subcomandante ha tenido una cuestionada gestión al frente de ISEPOL, con denuncias de corrupción que no han sido aclaradas; señales poco alentadoras para los tan necesarios cambios en la cultura institucional de la Policía Nacional”, dijo Vargas Núñez.

En el mismo sentido remarcó que la Policía necesita un cambio profundo, una renovación, y necesita seguir con políticas claras de transparencia y depuración.

“La Policía Nacional requiere de profundas reformas, entre ellas de su modelo educativo, de gestión de la seguridad democrática, centrada en las personas. Para ello se requiere de un comando institucional que sea capaz de promover con legitimidad las reformas. La depuración de la policía implica que el reglamento disciplinario no sea aplicado de modo tal a propiciar la impunidad, por medio de Asuntos Internos, Justicia Policial y el Tribunal de Calificaciones”, remarcó la abogada.

Pero no sólo llama la atención de la designación de Balbuena, sino además de Luis Arias como comandante, siempre desde el punto de vista de la necesidad de renovar el cuadro policial.

“Quienes fueron designados comandante y subcomandante no considero que puedan ser artífices de esos cambios, más bien un acomodado status quo, considerando que en el caso del comandante interino se han evidenciado sus vínculos con la política partidaria y grupos de poder como los masones”, refirió Vargas Núñez.