EL CANDIDATO
miércoles, abril 14, 2021
25.8 C
Asunción
Inicio Actualidad Social “No queremos felicitaciones, queremos derechos”

“No queremos felicitaciones, queremos derechos”

Categoría

Fecha

“No estamos todas: faltan las asesinadas, las presas, las mutiladas, las desaparecidas, las emigradas, las exiliadas. No estamos todas, en cada familia paraguaya hay una mujer que falta. No queremos un homenaje a nuestro dolor. Queremos que nos pidan disculpas por tanto atropello, o que guarden silencio, que por primera vez sería un silencio decente y no un silencio cómplice como al que están acostumbrados. Nos condenan al sufrimiento y tienen el descaro de decirnos «felicidades». No queremos felicitaciones, queremos nuestros derechos”.

Esas fueron las palabras que la organización Femi Unidas Paraguay dejó plasmada en una carta abierta de repudio a las actividades del Día de la Mujer Paraguaya. Con un gran hartazgo, expresaron que lejos de una celebración se vive una realidad rodeada de diferentes tipos de violencia, siendo la institucional la de mayor prevalencia.

“No tenemos nada que celebrar mientras sobrevivimos en la más absoluta de las desigualdades, soportando el cansancio, las lágrimas, los dolores, en el más resonante silencio. Si las trabajadoras aún no tienen lugares públicos, gratuitos y de calidad donde dejar a sus hijos a salvo mientras son la fuerza de trabajo de empresas que las explotan. Si el Poder Ejecutivo bastardea el propósito del único ente creado para la protección de la mujer y obliga a las autoridades asignadas de turno a rendirle homenaje a un varón en representación de la mujer paraguaya. Definitivamente no nos representa. Ese homenaje sólo nos asquea y ofende”. 

Además, dijeron que el país necesita un Presidente que haga del Día de la Mujer Paraguaya un homenaje vivo con políticas públicas sustentables, que sea firme en su postura al perseguir a los asesinos de las mujeres, que invierta recursos por el mejor bienestar de ellas, en albergues de acogida y no en balas feminicidas.

“Que su propósito de estar con Dios, como indica al leer todos los días la biblia, sea acorde a sus actos para con nosotras. No queremos un presidente que reciba premios que no merita”. 

Su directora, Melanie Vega, señaló que hay un incremento de solicitudes de asistencia por casos de violencia hacia la mujer, principalmente en la parte mental y hay un involucramiento por parte de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales trabajando con el Ministerio de la Mujer para contener la situación, pero se desborda.

“Desde el año pasado formamos parte del Observatorio del Ministerio de la Mujer y vemos que trabaja, pero se siente la falta de recursos. De 3 casos diarios de denuncia que teníamos antes, ahora tenemos 7 y es mucho para nosotras. Sí se ve que hay voluntad política en cuanto al abordaje de las víctimas, a pesar de que el Ministerio de la Mujer llevó a cabo los actos controversiales de los últimos días, pero hay una intención por parte del Ejecutivo de querer manejar las cosas como si fuese su propiedad”, acotó.

Señaló que a la hora de asistir a una mujer víctima de violencia, el primer desafío que se les presenta es tratar de evitar la exposición innecesaria a los medios, ya que con ello llegan opiniones no favorables que influyen de manera negativa en la salud mental de las víctimas.

“Tenemos que actuar contra el agresor, hay que denunciar, activar como sea las medidas de protección, expulsar al agresor del lugar. No merecemos que nos maltraten”, destacó Vega.

LAS DESIGUALDADES

Para la abogada y defensora de los derechos humanos, Michi Moragas, las desigualdades que existen tienen su origen en la cultura machista y hay que hacer un cambio cultural, a pesar de que suene como algo muy difícil.

Resaltó que prácticamente no existen políticas públicas de educación, las que hay son de protección o de castigo una vez que ocurrió la violencia. En ese sentido, hizo alusión a que la resistencia del Ministerio de Educación en hablar sobre temas de género, tampoco ayuda en la lucha contra la violencia.

“Hay esperanza, si están sufriendo violencia no están solas, pueden buscar apoyo. Si comparamos con la situación hace 10 o 15 años sí hubo un cambio, se está hablando más del tema, más visibilidad”, concluyó Moragas.

UN ESCRACHE PÚBLICO

Desde la Plataforma Feminista de Paraguay denunciaron que el Ministerio de la Mujer no cumple con sus funciones de impulsar políticas públicas que protejan y que garanticen el pleno acceso a los derechos de las mujeres, que solo funciona como una seccional colorada respondiendo a los intereses políticos partidarios de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Su acción de homenaje a compañeras y de escrache a Mario Abdo Benítez y Ministra de la Mujer es hoy miércoles 24 de febrero frente al Ministerio de la Mujer, ubicado en Presidente Franco y Ayolas.

“El Día de la Mujer Paraguaya nosotras rendiremos homenaje a nuestras compañeras que lucharon y siguen luchando por un mundo mejor, y que sin lugar a dudas merecen un reconocimiento en dicha fecha, pero para el presidente Mario Abdo Benítez y su ministra de la Mujer Nilda Romero nuestro homenaje será un también merecido escrache público”, señalaron desde la Plataforma.