spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
sábado, julio 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadLewis Hamilton (Mercedes) gana el gran premio en Gran Bretaña

Lewis Hamilton (Mercedes) gana el gran premio en Gran Bretaña

Categoría

Fecha

EFE

El séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes) ganó el Gran Premio de Gran Bretaña, el décimo del Mundial de Fórmula Uno, disputado este domingo en el circuito de Silverstone, donde le recortó 25 puntos al líder, el holandés Max Verstappen (Red Bull), que se retiró en la primera vuelta, tras accidentarse -por fortuna, sin mayores consecuencias físicas- al tocarse con el anterior.

Hamilton, de 36 años, amplió a ocho su récord de victorias en Silverstone con su cuarto triunfo del año, por delante del monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y de su compañero finlandés Valtteri Bottas; tercero en una carrera que los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) acabaron sexto y séptimo, tras minimizar daños y optimizar recursos, respectivamente. Verstappen, de 23 -que acabó en el hospital por precaución, tras sufrir un impacto de 51 puntos de fuerza G- lidera, tras las diez primeras pruebas, con 185 puntos: ocho más que el astro inglés, sancionado con diez segundos por la citada acción y que provocó el delirio de los 140.000 espectadores que abarrotaron Silverstone cuando adelantó a Leclerc a falta de dos de las 52 vueltas que se dieron a la mítica pista inglesa.

Los primeros instantes fueron vibrantes y derivaron en una interrupción con bandera roja. Verstappen, que el sábado había ganado la primera calificación sprint de la historia (17 vueltas, 100 kilómetros) y con ello, había logrado su quinta ‘pole’ del año (la cuarta seguida), se defendió del ataque de Hamilton en los primeros instantes. Pero en Copse, la novena de las 18 curvas de Silverstone, el Mercedes del inglés se tocó con el neumático trasero derecho del Red Bull del neerlandés; que se estrelló a gran velocidad contra las barreras de protección. Afortunadamente, sin mayores consecuencias físicas. Pero generando la gran polémica, en la que el entorno de Max calificó de ‘ridícula’ o ‘insignificante’ la sanción al inglés; que , en opinión propia y de su equipo, ni siquiera hubiese merecido.

El estreno de la calificación sprint supuso la libre elección de neumáticos -habitualmente, tras una calificación convencional, los diez primeros en parrilla afrontan la carrera con el compuesto usado en su vuelta buena de la Q2-; y todos optaron por los medios, salvo el mexicano Sergio Pérez, compañero del líder del Mundial, que, tras trompear el sábado, salía último, desde el ‘pit lane’, con los duros. Y que, al igual que su capitán, salió sin puntos de Inglaterra, en una decepcionante jornada para Red Bull, que también vio como se redujo a cuatro puntos (289-285) su ventaja sobre Mercedes en el Mundial de constructores.

La carrera de Verstappen acabó, obviamente, con su accidente; que Leclerc, cuarto en parrilla y que ya había rebasado a Bottas, aprovechó para superar a Hamilton, por lo que retomó la prueba, en primera posición.

En el momento de la interrupción, Alonso y Sainz ocupaban la séptima y la octava plaza; y ‘Checo’, la decimonovena .

Leclerc arrancó sin problemas desde parrilla en la re-salida, tras la cuál se anunció la sanción de diez segundos a Hamilton, con el inglés Lando Norris (McLaren) -cuarto al final-, que había adelantado a Bottas, en la tercera posición.

Alonso rebasó, en otra acción magistral, al alemán Sebastian Vettel (Aston Martin) que acabaría perdiendo toda opción al hacer un trompo, antes de abandonar. Aunque, poco más adelante, el doble campeón mundial asturiano acabaría sucumbiendo ante su compatriota Sainz, décimo en la parrilla inicial y que rodaba sexto tras los primeros diez giros. Cuando el mexicano de Red Bull ya era duodécimo.

Los Mercedes eran en esos momentos los más rápìdos en pista -tanto Hamilton como Bottas marcaban vueltas rápidas- pero Leclerc acabó resolviendo los iniciales problemas de potencia en su coche y tiró todo lo que pudo -asimismo firmando giros rápidos-, antes de que ‘Checo’ parase en la 19, para cambiar al compuesto medio.

La mala parada (seis segundos) de Norris, en la 22 y a duros, permitió a Bottas -que efectuó idéntica maniobra un giro después- regresar cuarto a pista, por delante del joven talento de Bristol, cuando Sainz, que aún no había parado, rodaba tercero .

Alonso, que se había exhibido en la primera calificación sprint de la historia -especialmente en la primera vuelta, en la que efectuó seis adelantamientos- entró en garaje a colocar el neumático duro en la 25 y, tras una mala parada, volvió a pista por detrás de Lance Stroll (Aston Martin). Al que, sin embargo, rebasó poco después; a pesar de llevar el neumático bastante más frío; y al que mantuvo a raya hasta meta, que el canadiense cruzó octavo, justo detrás del genio astur.

En esos momentos, Sainz exprimía su Ferrari, marcando vueltas rápidas; antes de que, en la 28, Hamilton aprovechase para colocar duros al parar en boxes a cumplir su sanción.

En la 29 lo hizo Carlos, que perdió toda opción en una pésima parada en la que sus mecánicos tardaron demasiado en cambiarle el neumático delantero izquierdo, antes de completar el paso a duros.

Leclerc paró una vuelta más tarde; y, tras el re-ordenamiento, el monegasco lideraba la carrera por delante de Bottas y de Hamilton, que había dado cuenta de su compatriota Norris: cuarto, por delante de su compañero australiano Daniel Ricciardo -que acabaría en esa posición la carrera- y de los dos españoles: Sainz y Alonso, que también mantendrían esos puestos hasta el final.

Sainz acosaba de forma infructuosa a Ricciardo, su sustituto en McLaren; que confirmaba el ‘roto’ que le habían hecho al madrileño, que hubiese luchado por cotas más altas, en su entrada a boxes.

‘Checo’ volvió a parar en la 39 para repetir medios y a falta de cinco vueltas ya rodaba en zona de puntos, tras rebasar al finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo). Pero Red Bull se concentró en minimizar daños y le paró a falta de dos, para quitarle el punto extra por la vuelta rápida a Hamilton. Objetivo que logró el piloto de Guadalajara (Jalisco), que no se llevó, sin embargo, ese punto añadido, al no haber finalizado entre los primeros diez; ya que fue decimoquinto.

Evitar el punto extra de la vuelta rápida fue lo único no negativo en una jornada triste para Max y para su escudería. Y para el tapatío, que no sólo perdió el tercer puesto en el Mundial, sino que ahora es quinto, con las 104 unidades que sumaba antes de la carrera: cuatro menos que Bottas, cuarto; y a nueve de Lando, la gran revelación de la temporada, Que, con 21 años, ocupa el tercer puesto y es el único que ha puntuado en todas las carreras.

Bottas volvió a sugerir la posibilidad de seguir siendo compañero de Hamilton, un puesto que no pocos ven destinado al inglés George Russell, duodécimo este domingo con su Williams. El finés cumplió a la perfección las órdenes de equipo y en la decimoquinta curva de la vuelta 41, tal y como le indicaron por radio, dejó pasar a su capitán.

A algo menos de ocho segundos del monegasco y a falta de once giros para meta, estaba por ver si Hamilton alcanzaría a Leclerc, en un final que confirmó las expectativas y resultó francamente emocionante.

Hamilton no desaprovechó, tal y como hiciera en Baku, su oportunidad. Y acabó provocando el éxtasis de su afición cuando, a falta de dos giros, rebasó a Leclerc; que se conformó con igualar el mejor puesto del año para la ‘Scuderia’ que había logrado en Mónaco Sainz. El madrileño firmó otra gran carrera para acabar sólo sexto -restando importancia, de forma elegante, al pobre cambio de neumáticos que arruinó sus perspectivas-: un puesto por delante de Alonso, que se marchó contento después de haber optimizado, una vez más, los recursos de su Alpine.

El francés Esteban Ocon, compañero de Alonso, acabó noveno; un puesto por delante del japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri), que también entró en los puntos este domingo en la legendaria pista de Northhampton, que albergó, hace 71 años, la primera carrera de toda la historia de la F1. En la que, tres cinco victorias seguidas de Red Bull, Hamilton y Mercedes volvieron a darle emoción a un Mundial que se reanudará dentro de dos fines de semana en Hungría, sede de la última carrera antes del parón veraniego