Laguna Cerro: Tras últimas lluvias analizarán los niveles de contaminación

318

 

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), tomó intervención este sábado en la situación de desborde del camino de terraplén ocurrido en la Laguna Cerro, provocado por la presión ejercida por la cantidad de agua contenida hacia un solo sector. Se destaca que el agua dejó de tener el color rojizo gracias primeramente a la evaporación ocurrida durante la sequía de meses atrás donde prácticamente la Laguna se quedó sin líquido y ahora, las intensas lluvias fueron suficientes para dejar de tener esa coloración. Lo ocurrido podría ayudar sustancialmente a la oxigenación de las aguas y a la disolución de los efluentes arrojados en su momento en el lugar.

En una toma de muestras y análisis in situ del agua, se constató por ejemplo, que el nivel de sal que en principio era muy elevado, ahora bajó al 50%. El lunes se buscará los posibles niveles de contaminación química y el miércoles se realizará otro muestreo de sedimentos en conjunto con técnicos del CEMIT. La Ing. Rosa Morel, directora de Laboratorio del MADES, sostuvo que se notó una buena circulación, lo que puede resultar positivo gracias al comportamiento de la naturaleza.

Según explicó el director de Fiscalización, Julio Mareco, desde este lunes el MADES con la ayuda de guardaparques del Lago Ypacarai y Cerro Koi, estará cultivando camalotes y otras plantas en la Laguna cuyo comportamiento estará siendo monitoreado. Indicó que son vegetaciones acuáticas que puede ayudar a la filtración y la depuración del agua.

En un último estudio de sedimentos realizado por el MADES y CEMIT a pedido de Itaipú Binacional, se corroboró que la zona afectada ya no presentaba mayores contaminantes, en especial una contaminación “persistente” por metales pesados, a diferencia del primer estudio realizado solo días después de comprobarse la descarga de efluentes sin tratamiento alguno directamente a la Laguna, por parte de la empresa Waltrading S.A.

Sin embargo, técnicos de Laboratorio del Ministerio del Ambiente nuevamente tomaron muestras en la fecha, de manera a tener un nuevo panorama acerca de la existencia o no de valores altos de sales y cianobacterias. Los técnicos de la Dirección de Hídricos, señalaron que no existe riesgo alguno de que el agua de la Laguna llegue al Río Paraguay, teniendo en cuenta que no estamos en época de crecidas y es la única situación que podría llevar a que tengan contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí