spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
17.7 C
Asunción
InicioGlamDiamantes de laboratorio, lo último en joyas

Diamantes de laboratorio, lo último en joyas

Categoría

Fecha

Las opciones en joyería para las parejas que desean contraer nupcias son infinitas, ahora lo nuevo, que es tendencia son los diamantes de laboratorio o sintéticos.

Kimaï, la firma londinense de joyería preferida de celebridades como Meghan Markle y Emma Watson, presenta su primera colección de anillos de compromiso con diamantes de origen sintético.

“Desde que subimos la persiana hace ya dos años ha habido mucha demanda de anillos de compromiso y, a partir de la pandemia, todavía más”, mencionó la cofundadora de la marca, Sidney Newhaus. A su vez, la otra cofunda – dora Jessica Warch refirió que buscaban una alternativa más ética y transparente a los diamantes que provienen de las minas sin tener que perder ni un ápice de calidad o de diseño.

IDÉNTICOS

“Hay mucha gente que sigue pensando que son ‘falsos’, pero los diamantes de laboratorio son química y físicamente idénticos a los que provienen de minas, pero sin el impacto social y medioambiental de la minería”, expresó.

Neuhaus señaló que una de sus preocupaciones es la erosión del suelo, la deforestación y el ecosistema en general. También las violaciones de derechos humanos y el trato a los trabajadores.

“Nosotras tenemos una cadena de distribución más clara, sabemos quién toca los diamantes en cada fase y qué piezas hacemos”, recalcó respecto a los estudios que indican que los diamantes de laboratorio parecen requerir mucha energía, por lo tanto pueden generar hasta el triple de emisiones de gases de efecto invernadero que los diamantes de las minas.

Cabe resaltar que otros estudios sugieren que los diamantes de laboratorio requieren una cantidad significativamente menor de energía.

COSTOS

Fabricada en Amberes con oro reciclado, la colección inicial tendrá seis diseños -desde el clásico solitario a anillos más inusuales en espiral- y los precios oscilan entre los 2.200 y los 16.650 euros, dependiendo de los quilates y la claridad del diamante.

“Queríamos incluir algunos diseños más vanguardistas, más de nuestro estilo en Kimaï, además de contar con algunos modelos más tradicionales”, manifestó Neuhaus.