spot_imgspot_img
sábado, noviembre 27, 2021
18.7 C
Asunción
InicioSexplícitx6 posturas para una penetración más profunda

6 posturas para una penetración más profunda

Categoría

Fecha

Jugando con una estimulación elevada y un placer diferenciado, si te preguntabas qué necesitabas para ir más allá en tus encuentros sexuales y llevar el orgasmo al límite, ahora te traemos 6 posturas para experimentar penetraciones más profundas.

Cuerpo:
Con la respiración agitada y sin saber dónde empieza tu sudor y termina el de tu pareja, el éxtasis máximo de placer se hace cada vez más cercano y sentís que podés tocar el cielo a través de ese placer compartido.

“No pares, dame más”, escuchás entre jadeos y sabés que el ritmo es perfecto y el clímax está a una embestida más de distancia, pero, ¿cómo lográs hacerle sentir un orgasmo más intenso? A continuación, te presentamos 6 posturas para brindar una penetración más profunda a tu pareja.

1. Child’s Pose (Balasana)
Es una alternativa a la pose del perrito, consiste en una conocida postura de yoga pero, esta vez, llevada al plano sexual. La mujer debe sentarse sobre sus talones, inclinarse hacia adelante con los brazos extendidos y la espalda recta. En esta posición, se permite un acceso completo a la vagina.

2. Plancha
Con esta pose, la mujer se acuesta boca abajo con las rodillas ligeramente dobladas y las caderas un poco levantadas. El hombre debe mantener su peso fuera de ella, apoyándose en sus brazos, pero si la pareja prefiere una sensación de cuerpo a cuerpo, se puede agarrar a la mujer por las caderas y comenzar a empujarla desde esta posición.

3. El 30
A través de esta postura se consigue una doble excitación para la mujer, pues aparte de lograr una penetración profunda, estimulando el cuello del útero o cérvix, que dispone de terminaciones nerviosas capaces de dar una gran cantidad de placer, también se facilita la fricción del glande con el clítoris.

Aquí el hombre llevará el control y el ritmo, debido a que la mujer se encuentra muy limitada. Ella debe tumbarse en la cama, con la cabeza encima de una almohada y sus piernas dobladas, hasta que las rodillas rocen sus pechos.

El hombre se coloca sobre la mujer en cuclillas, con cada brazo a un lado de la cabeza de ella. Así, forman un 30, favoreciendo una penetración de ensueño.

4. Bebé feliz
Tumbada boca arriba, la mujer deberá levantar sus piernas, separadas a la altura de los hombros, agarrando ambos pies con sus manos, lo que ofrecería una mayor apertura al hombre para una penetración más suelta, en la cual él tendrá todo el control y podrá sucumbir ante todo tipo de imaginaciones e ideas.

Esta postura también se utiliza en el yoga, haciendo referencia a una pose realizada por los bebés cuando se encuentran felices. Sin embargo, para un momento de mayor placer, puede brindar otra felicidad inimaginable a una pareja.

5. Piernas al hombro
Mientras la mujer se encuentra boca arriba, colocará sus piernas en los hombros de su pareja, de modo a que su cuerpo se encuentre en un ángulo aproximado de 90 grados.

La postura de las piernas permitirá una penetración vaginal muy profunda, jugando así con los límites de la pareja. Para seguir aumentando el placer, como si este no tuviera límites, el hombre puede empujar la pelvis de la mujer hacia arriba, ligeramente hacia él.


6. El pretzel
En esta posición, ambos cuerpos se estarán retorciendo entre ellos, ayudando a tener un placer explosivo. La pareja se debe olvidar del movimiento habitual, que es el meter y sacar, para enfocarse en la fricción de los genitales al momento de mantener la penetración, obteniendo así un resultado más satisfactorio.

Ella debe estar tumbada de costado y el hombre deberá ubicarse en cuclillas, abriendo sus piernas, apoyándose encima de una, mientras coloca la otra en su cintura y comienza con los movimientos recomendados.

Al mantener una penetración profunda, el contacto permitirá un roce constante con el clítoris, haciendo del encuentro una verdadera mezcla de placeres.