sábado, junio 15, 2024
30.7 C
Asunción
InicioSin categoríaUna mano para Mar

Una mano para Mar

Categoría

Fecha

La tercera la venci­da, Mar. ¡Esta tiene que salir! ¡ESTA ES!”, se decía a sí misma entusiasmada cuando por azares de la vida se le presentó la oportuni­dad de luchar por una mano hecha por Naked Prosthetics, una empresa norteamericana que se dedica a hacer prótesis para extremidades.

CRECER SIENDO DIFERENTE

Crecer con limitacio­nes en un país con poca educación es complicado y más cuando uno es niño, refirió Martínez. También añadió que, por un lado, es frustrante y doloroso el crecimiento, pero por el otro, también se aprende a valorar cosas que las personas muchas veces dan por sentado.

“El poder abrir una bo­tella yo sola sin pedirle ayuda a nadie me llena de orgullo y me mejora el ánimo”, expresó. Son esas pequeñas acciones que le dan fuerzas para seguir cada día.

Con frecuencia comía sola en la escuela, le cos­taba hacer amigos y no faltaba los comentarios ofensivos en la escuela. Durante su infancia y adolescencia Mar desa­rrolló una amistad con sus bolsillos, como me­canismo de ocultar sus manos.

“En caso de no tener bol­sillos siempre podía con­tar con mi otra amiga, la espalda. Escondite no tan efectivo como el pri­mero, pero me sacaba de apuros, en especial ante cámaras”, comentó en su blog donde cuenta su historia.

Si pudiera volver el tiem­po atrás Mar desea poder decirle a su versión de niña que todo estará bien. “Un día vas a ser muy va­liente y vas a contar tu historia, y muchos otros niños grandes te van a entender porque, vos to­davía no sabes, pero: no estás sola. Aguanta unos años más mi amor, todo va a ser mejor después”, expresó.

EL DÍA A DÍA

Cada día es una batalla, esas pequeñas cosas como agarrar objetos, conducir o cocinar que muchas ve­ces las personas lo hacen de manera automática no lo son para Mar. “Para mí, lograr cosas básicas como abrir frascos, cual­quier tipo de botellas o picaportes o atarme el cabello ha sido una lu­cha desde el principio, nunca lo hago bien. Hay situaciones que aún me frustran mucho, pero he aprendido a manejarlas”, sostuvo.

UN GOLPE DE SUERTE

“Fue una mezcla de ca­radurez, pensar positivo, valor y muchos pañuelos desechables porque el lloro no termina nun­ca”, expresó Mar. En dos ocasiones, en Paraguay, ya había intentado con­seguir una prótesis, pero no funcionaron porque las organizaciones a las que acudió no tenían el prototipo indicado para su caso.

Durante un viaje de tra­bajo a Estados Unidos conoció a dos personas que notaron sus limita­ciones y le preguntaron si alguna vez pensó en una prótesis que pueda mejo­rar su calidad de vida, a lo que ella les comentó los inconvenientes que había tenido en el pasa­do. Arturo y Margarita le prometieron a buscar la forma de que consiga una mano hecha por profesio­nales en el país del norte.

Mar regresó a Asunción y Arturo, quien la está ayu­dando en todo el proceso siguió con los trámites, mails, las videollamadas. Todo el proceso empezó hace aproximadamente tres meses y no pasó mu­cho para que Mar entre en la lista de pacientes de Arm Dynamics.

Actualmente están en proceso de recibir el monto final de lo que costará la prótesis. “Aho­ra solo estoy esperando el presupuesto final para empezar mi campaña de colecta de fondos para pagar la prótesis. Si no junto los aproximada­mente USD 50 mil, no hay prótesis”, aseguró.

¿POR QUÉ UNA MANO PARA MAR?

Al principio pensó en un nombre como “Bitácora de una amputada”, pero prefirió ir por el nom­bre actual porque para ella todo lo que está em­prendiendo va más allá de esta prótesis. “Tengo grandes planes a futuro y espero que este sea solo el comienzo”, puntualizó.

Patricia Galeano
Patricia Galeano
Mujer apasionada y sensible. Admiradora de la naturaleza, los gatos y la fotografía callejera. Redactora de El Independiente.