spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialUna esperanza para el pago de la deuda

Una esperanza para el pago de la deuda

Categoría

Fecha

Ayer, la Comisión de Presupuesto del Senado dictaminó la aprobación del proyecto de ley que destina US$ 40 millones del Fonacide al pago de la deuda del Estado con Sanatorios y Hospitales Privados.

Se tratará este jueves en sesión ordinaria para la posterior aceptación del proyecto y el análisis de las medidas que se llevarán a cabo para el proceso del pago al personal de blanco del sector privado.

El plan fue estudiado inicialmente en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, con el objetivo de analizar una alternativa directa ante la falta de desembolso de Hacienda para la cobertura de internaciones por Covid-19, en los hospitales privados.

«Estos US$ 40 millones, recursos del Fonacide, que son destinados al Ministerio de Salud Pública, van para cubrir gastos de terapia intensiva de sanatorios privados contemplados dentro de la Ley 6742/2021, para la cobertura de gastos durante la hospitalización en los sectores públicos, privados y previsionales», explicó el diputado Tadeo Rojas a radio Ñandutí.

Agregó también que con la promulgación de la Ley de Sostenimiento y Consolidación Económica, se destinaron US$ 4 millones para el Ministerio de Salud, pero que dicho monto ya estaba comprometido para otros pagos.

No obstante, luego de una larga lucha, utilizando al máximo los recursos propios de los asociados, que se fueron acabando con el paso del tiempo, y llegando a asumir deudas con proveedores y médicos, el sector privado encuentra finalmente una esperanza para contar con el desembolso de todos sus esfuerzos.

SENADO
“Se dio un dictamen favorable en la Comisión, para el proyecto de ley por el cual se cubren las deudas, autorizando un redireccionamiento del Fonacide, que será devuelto por los fondos genuinos del Estado de una forma gradual, para satisfacer las necesidades con respecto a las tercerizaciones y servicios contratados del Ministerio de Salud Pública”, explicó el senador por Frente Guasú, Jorge Querey, miembro de la Comisión mencionada.

El parlamentario también citó algunos criterios tratados a la hora de aprobar el proyecto de ley. El cumplimiento de un compromiso contraído por el servicio prestado de los sanatorios privados durante los momentos más difíciles de la pandemia del Covid-19 fue el punto central.
En segundo lugar, se destacó la necesidad de estar preparados para una circunstancia sanitaria negativa en la que pueda estar el país nuevamente, contando con la posibilidad de disponer de los recursos del sector sanitario privado.

En tercer lugar, el senador Querey destacó que dejó sentada una posición con respecto al incumplimiento del Ministerio de Hacienda y el Poder Ejecutivo de la ley que crea el Fondo Covid-19 para la cobertura de UTI y salas generales.

“No constituyeron el fondo y lo que se fue pagando hasta ahora, básicamente fue por ajustes internos del Ministerio de Salud Pública. Con respecto a esos fondos, aún no sabemos qué se recortó o no; probablemente, con el correr del tiempo conoceremos las áreas a las cuales se debió recurrir para paliar mínimamente la deuda”, aclaró Querey.

De todas maneras, el senador sentenció que ya resulta intolerable el incumplimiento del Poder Ejecutivo, ante las leyes emanadas por parte del Poder Legislativo.

Los representantes de los sanatorios privados ya habían participado la semana pasada en reuniones de la Comisión de Salud, donde también estuvieron representantes de Hacienda, por lo cual el proyecto presentado constituye un acuerdo llevado a cabo con la aprobación de todas las partes involucradas, por lo cual el parlamentario Querey afirmó que se debería reglamentar sin mayores trámites o inconvenientes mañana.

Es importante reiterar que más de 10.000 pacientes fueron atendidos, entre el sector público y privado, durante la pandemia. De los cuales, 5.717 fueron los auxiliados exclusivamente por los sanatorios privados, que se dividieron en 2.072 atendidos en UTI y 3.645 en salas comunes. Por ello, el papel de los hospitales privados fue clave en la lucha contra el Covid-19.