spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioActualidadTomás Olmedo, otro dirigente con antecedentes que busca llegar a intendente

Tomás Olmedo, otro dirigente con antecedentes que busca llegar a intendente

Categoría

Fecha

Hace unos días, el Vicepresidente de la República Hugo Velázquez participó de un acto político en la ciudad de Luque, con miras a las elecciones municipales de octubre próximo. Al ser abordado por la prensa. que le cuestionó la candidatura a Concejal del imputado y condenado Óscar Rubén González Chávez (hijo de Óscar González Daher), el número 2 del ejecutivo señaló que “los González Daher tienen problemas con la justicia, no con el Partido Colorado”, demostrando así un apoyo implícito a aquellos candidatos procesados por corrupción.

Lastimosamente, el caso de OGD hijo está lejos de ser el único. Sin ir lejos, también en el departamento Central un candidato, esta vez para Intendente cuenta con varios antecedentes que no impidieron inscriba su candidatura para el ejecutivo municipal. Se trata de Tomás Olmedo en la ciudad de Ñemby.

Olmedo llegó a ser el candidato a intendente por la ANR luego de una ajustada interna donde apenas consiguió el 26.5% de los votos, unos 3700.
El candidato proviene del gremio de la educación, donde desde hace más de una década viene acumulando irregularidades, denuncias y sanciones.

En el 2004 siendo director del colegio Miguel Ángel Torales de Ypané fue auditado. Lo mismo pasó 3 años después estando frente al Colegio Bernardino Caballero, ya de Ñemby, en este caso finalmente fue sancionado, separado del cargo y trasladado.

En el 2009, ya dirigiendo el Colegio Patricio Bogarín Olmedo fue auditado nuevamente tras denuncias de padres y se resolvió separarlo del cargo durante el sumario.

En ese momento, el informe de auditoría señaló que el director no depositó millones de guaraníes, correspondientes al cobro de aranceles. Tampoco rindió unos 40 millones. No llevó a licitación la adjudicación de la explotación de la cantina escolar, no cumplió con horas cátedras que tenía personalmente, etc.

Meses después, el entonces Ministerio de Educación y Cultura instruyó un nuevo sumario al intendentable, «por incumplimiento de las disposiciones emanadas de la superioridad» y fue suspendido sin goce de sueldo.

Olmedo no sólo cometió irregularidades administrativas, tampoco permitió que las autoridades designadas por el MEC asuman sus funciones en la institución, lo que según el Art 214 del Código penal es usurpación de funciones, lo que incluso podría haberle costado una pena privativa de libertad de hasta tres años. Poco también le importaron los 3 mil alumnos que se vieron afectados.

A pesar de estos antecedentes, hoy Tomás Olmedo busca ser intendente de Ñemby, una de las ciudades más importantes del departamento Central; con una biografía en redes que dice “soñador e idealista”, es otro ejemplo más de político sin escrúpulos.

Artículo anteriorMaletines mágicos
Artículo siguienteViajes justificables