spot_imgspot_img
sábado, diciembre 4, 2021
20.7 C
Asunción

Viajes justificables

Los trenes de cercanías constituyen una de las historias más recurridas en el imaginario paraguayo desde hace mucho tiempo. La última vez que tuvimos tren fue a comienzos del siglo XXI bajo la administración de González Macchi, y en el cargo de Ministro de Obras Públicas, Planas.

Este, luego de haberse descarriado un tren, decidió que el mismo ya no debía continuar sirviendo para llevar cargas ni pasajeros.

Ahora, una comisión paraguaya estuvo en Corea, volviendo de nuevo a firmar un memorándum de entendimiento, eso no significa otra cosa que las ganas de poder hacer algo y justificar el viaje.

No hay absolutamente nada concreto, y cuando uno observa los costos que supone movilizar un tren de cercanía de Asunción a Paraguarí de U$S 1.300 millones, eso significa el 10% del presupuesto general de gastos del Paraguay.

Evidentemente, estamos hablando de una absoluta locura, esa cantidad de recursos no puede valer jamás la construcción de ese puente de cercanía, y si ese es el valor, evidentemente están buscando un nuevo gran negociado.

Las cuestiones son allí muy sencillas, hay que volver a despejar la franja de dominio donde transitaban los trenes con anterioridad y en cuyo lugar se han asentado propiedades y también edificios.

Habría que echarlos a todos y eso no va a ser una tarea fácil en un país donde estas personas están estimuladas y alentadas para estar en dichos lugares por los propios políticos, pero de ahí a que cueste U$S 1.300 millones un tren de cercanías de 44 Km, es una absurda locura.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor