spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, agosto 3, 2021
21.7 C
Asunción

Poner el voto en valor
P

/

/

Dijo la ex ministra de Vivienda y Urbanismo Soledad Nuñez en su cuenta de twitter: “Es inaceptable utilizar a familias que están a la espera de la oportunidad de una vida mejor para presiones políticas…”.

Le tenemos noticias señora ex ministra: gran parte de la política criolla les roba miserablemente el voto a “familias a la espera de una oportunidad de una vida mejor”. Hay “políticos” que arrean gente prometiendo viviendas que saben que jamás van a construir ni mucho menos entregar a su electorado capturado con mentiras y falsas esperanzas.

Mire a su alrededor, sobre todo Ud. que ha trabajado en el área de las viviendas de interés social. ¿Qué le dice toda esa gente que es llevada a vivir en los bañados, en sitios anegados, rodeados de basurales e infectados de todo tipo de alimañas? ¿Acaso no se ha discutido en la Junta Municipal de Asunción asentar familias por debajo de la cota de habitabilidad, es decir, ponerlas en riesgo de ser arrasadas por una subida del río incluso a sus niveles normales?

Hay un concejal municipal eternizado en su banca que se niega a mudarse al Congreso Nacional porque sabe muy bien donde está su “electorado” y cómo puede prolongar hasta el infinito su mandato con los votos cautivos que ha acumulado con los años prometiendo una vida mejor a gente que sigue viviendo en la basura y en el pantano. Hay también curas “progres” que anestesian a su feligresía cultivando esperanzas que tampoco llegan a nada pero que movilizan cada vez que necesitan agitar consignas con presuntas reivindicaciones sociales. Y ni hablar de la polvareda de oenegés que prometen “soluciones habitacionales” organizando comisiones y coordinadoras, buenas para las fotos y los videos, pero inservibles para quienes esperan una salida digna para sus vidas.

Tiene Ud. razón, señora Nuñez, indigna que se utilice a la gente que espera la oportunidad de una vida mejor para extorsionar al poder movilizándola como batallón de choque. Es vergonzoso y totalmente censurable, pero es también una realidad palpable. Es la forma como los buitres, chacales y demás depredadores sociales conciben el ejercicio de la política para beneficio propio y despreciando el destino de quienes les entregan su voto esperando una solución a sus demandas legítimas.

Quizá algún día la gente despierte y ponga en valor el voto que hoy regalan.

Seguí leyendo