spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción
InicioActualidadSalud PúblicaMSP también tiene convenios de pasantías con carreras no acreditadas

MSP también tiene convenios de pasantías con carreras no acreditadas

Categoría

Fecha

El presente y el futuro de la calidad de la salud pública en Paraguay son preocupantes, teniendo en cuenta que existen universidades de garage que ofertan carreras de Ciencias de la Salud, como medicina y enfermería, que no se encuentran acreditadas por la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (ANEAES). A pesar de esta situación, los principales servicios del país firman convenios de prácticas con estas instituciones educativas de dudosa calidad.

El Independiente reveló en la edición de este lunes que el Instituto de Previsión Social (IPS) mantiene convenios vigentes para pasantías de dos carreras no acreditadas, la de Licenciatura en Enfermería de la  Universidad Evangélica del Paraguay (UEP)  y la de Medicina de la Universidad Sudamericana.

Tras esta publicación, remitieron documentos donde también el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSP) desarrolla las mismas prácticas. Según un informe de la Dirección Nacional Estratégica de Recursos Humanos en Salud, actualmente la cartera tiene 26 convenios vigentes, 6 con carreras no acreditadas.

Entre las que tienen convenios vigentes con la cartera de Estado sin tener acreditación de la ANEAES se encuentra la carrera de Medicina de las sedes de Ciudad del Este y Asunción de la Universidad María Serrana; carrera de Enfermería de la sede de Ciudad del Este de la Universidad Politécnica y Artística del Paraguay (UPAP); la carrera de Medicina de la sede de Caaguazú de la Universidad Santa Clara de Asís; y las carreras de Medicina de las sedes de Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá de la Universidad Sudamericana.

Si incluimos al Ministerio de Salud y al Instituto de Previsión Social, como los principales servicios del país, encontramos que ambos firman convenios para prácticas de estudiantes de universidades que no tienen la calidad suficiente para acreditar sus carreras.

Es decir, uno corre el riesgo de poner la vida de una persona en manos de alguien que no fue formado con criterios de calidad para salvaguardar la salud de un paciente.

DETERIORO

Desde la ANEAES se informa que en Paraguay hay 37 ofertas de carreras de Medicina en Paraguay, pero solamente 15 se encuentran acreditadas según modelo nacional, y solamente 35 carreras de Licenciatura en Enfermería de las cientos que hay en el mercado.

La médica y senadora Esperanza Martínez, señala que existe un deterioro del sistema actualmente y que la realidad actual amerita una revisión del proceso de prácticas para estudiantes de Medicina y Enfermería. Comentó que esta situación está siendo evaluada en la Comisión de Educación de la Cámara de Senadores, porque hay una situación de crisis en todo lo que hace a la habilitación de las carreras, como la acreditación de las mismas.

“No hay criterios que sean razonables para tanta apertura (de carreras)”, dijo la senadora.

La congresista y profesional de la Salud indicó que es preocupante que para la salud pública haya cientos de profesionales médicos, médicas, enfermeros y enfermeras que ejerzan sus profesiones cuando la calidad de la enseñanza de sus centros de formación está en duda.

“Es terrible la situación porque hay una gran cantidad de carreras habilitadas pero que no están acreditadas y tienen ya 11 años de funcionamiento”, declaró Martínez.

Así mismo refirió que las pasantías deben de tener una revisión con bases técnicas, y es donde el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social tiene una responsabilidad también, más allá de los convenios marcos vigentes con las universidades.

“Esta cuestión de los campos de práctica y los acuerdos que tienen que ser firmados no pueden significar simplemente un visto bueno de la institución, sino que tiene que tener un respaldo técnico”, expuso.

Para entender el respaldo técnico, puso un claro: “Si yo tengo un hospital de 80 camas, y yo hago un acuerdo con una universidad para 300 alumnos, ya tengo ocupada un número de camas por estudiantes, de modo que si vienen otra universidad, yo ya no le puedo dar el mismo hospital con 80 camas a otros 300 alumnos, y luego vienen una tercera universidad y le doy el mismo servicio”.

También hizo hincapié en la situación particular que se da en Pedro Juan Caballero, donde hay más de cinco ofertas de carreras de Medicina.

“Las carreras que están en PJC, donde hay varias escuelas de medicina, y el hospital de allí ni siquiera tiene las cinco especialidades los siete días de la semana las 24 horas, o no tiene servicios de imágenes. ¿Cómo pueden enseñar medicina si el propio servicio público no tiene luego todos los recursos requeridos?”, planteó la doctora Martínez.

Es decir, además de tener convenios firmados para carreras no acreditadas, lo preocupante también son los criterios con que se firman estos convenios con las universidades y la cantidad de estos acuerdos.

“Hay un proceso de deterioro, porque no basta con que traiga un papel firmado, sino que debe de haber una demostración de que el MSP o el IPS habilitaron su servicio para estudiantes, y saber qué capacidad tiene y saber cuántos estudiantes hay por cada cama o por cada servicio”, explicó durante la entrevista.

REVISIÓN

La senadora Esperanza Martínez indicó que hoy el objetivo de la Comisión de Educación de la Cámara de Senadores es convocar a las instituciones involucradas, como el MSP, el ISP, la ANEAES y el Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) para poder revertir la situación actual, de tener muchos convenios con universidades, y encima para carreras que no están certificadas y acreditadas.

“Ya convocamos al Cones y a la ANEAES, y queremos hacer un taller conjunto con el MSP, y ahora quE sale este artículo (de El Independiente), convocar también al IPS, como las dos ofertas de servicio de salud más importantes del país, para sentarnos y redefinir este proceso que hace aguas por todos lados”, manifestó la congresista.

Por último, indicó que esta situación actual de tantas universidades con ofertas de carreras de Medicina o Enfermería se ha convertido simplemente en un comercio de títulos, y no de formación profesional calificada.

“Evidentemente se convierte en muchos casos simplemente en un comercio de títulos, porque hay muchísima gente extranjera que viene al Paraguay para estudiar y llevar su título, y realmente no tenemos criterios de calidad que estén funcionando”, concluyó la senadora Martínez.