lunes, junio 24, 2024
16.7 C
Asunción
InicioSin categoríaEl futuro del zoológico de Asunción

El futuro del zoológico de Asunción

Categoría

Fecha

Existe el debate de si es inne­cesario o no la existencia de zoológicos en las ciu­dades. Algunos países tomaron la decisión de cerrar estos centros de atracción para dejar li­bres a estos animales.

Tras la muerte de la ele­fanta Maia se abrió de vuelta el debate de en qué condiciones se tiene a este tipo de animales exóticos en esta región del conti­nente y la forma en cómo viven en cautiverio en los parques y zoológicos.

Existe una tendencia en distintos países del mundo que cierran este tipo de centro de atrac­ciones para convertirlos en parques ecológicos y trasladar a los animales a reservas que se acercan más al estilo de vida al que deberían vivir.

En el zoológico de Asun­ción conviven cerca de 800 animales, aproximó Diego Ayala, veterinario del Zoológico que tam­bién se encargó de cuidar de Maia.

“Contabilizar el número es difícil porque contar a las especies acuáticas como los cocodrilos y tortugas de agua es difí­cil”, indicó.

PEDIDO DE CIERRE

Elvio Segovia, edil de la comuna asuncena pre­sentó una minuta a la Junta para instalar el debate a través de una audiencia pública para conversar sobre este tipo de centros de entreteni­miento que mantiene en cautiverio a animales, re­zaba el documento.

En la nota se plantea el cierre de este tipo de centros para convertirlos en espacios educativos, centros de atención ve­terinaria y recuperación de ejemplares rescatados por tráfico ilegal de ani­males exóticos.

NO TRAERÁN OTRO ELEFANTE

Ayala informó que con la muerte de Maia no exis­ten intenciones ni de la directora Maris Llorens ni de la Municipalidad de gestionar el pedido para traer otro animal en re­emplazo.

Sin embargo, resaltó que a diario reciben donacio­nes autóctonas como el caso de pumas cachorros que las personas consi­guen y tienen en sus ho­gares como mascotas has­ta que llega el punto que crecen y los dueños ya no pueden con el felino.

“Hace 15 días fui a Ca­piatá a rescatar dos loros, cotorras, un mono karajá y otro capuchino”, citó. Agregó que constante­mente reciben este tipo de avisos y donaciones ya sea por dueños que no pueden tener más a los animales o por deco­misos en el Mercado 4 o en otros lugares donde se comercializan animales exóticos.

DIFÍCIL QUE SE CIERRE

“De cerrar el zoológico ya no creo, es difícil por el tema que tenemos muchas especies y que vamos hacer con todas las que se tienen acá, no se les puede liberar”, sos­tuvo Ayala.

Agregó que tienen en el recinto una leona afri­cana que era del circo Osvaldo Terri del que ya lleva años en el zoológico y que cada día que ama­nece viva es un milagro por sus múltiples enfer­medades y ya cumplió su expectativa de vida.

Mencionó que cuando se tienen animales sal­vajes en circos se les saca las garras y otras partes del cuerpo para que no puedan defenderse o es­caparse, por eso cuando son rescatados no pue­den volver a ser libera­dos a su hábitat ya que no podrán reintegrarse a la selva. “Lo mismo pasa con los tigres de bengala o los hipopóta­mos que nacieron aquí”, recalcó.

Ayala sostuvo que Maia murió con 49 años por un infarto, iba a cum­plir en unos meses 50 y el promedio de vida de los elefantes africanos es de unos 48 años, por eso ya había incluso su­perado su expectativa de vida.

ZOOLÓGICOS CERRADOS

El veterinario afirmó que los zoológicos que se cie­rran a nivel mundial se dan porque no tienen el presupuesto para mante­nerlos de forma adecua­da a los animales, que no tienen para darle de comer o no hay forma de pagar el salario a los fun­cionarios.

Refirió que en países de primer mundo aseguró que no se cerró ningún zoológico como en Esta­dos Unidos o Europa.

En el caso que el Zoológi­co de Asunción se cierre, cuestionó dónde irán a parar los 24 pumas que tiene el Botánico. Recor­dó el caso del animal que tras la ola de incendio en el Chaco salió de su hábi­tat en busca de resguardo y fue asesinado por uno de los pobladores del lugar. “Dónde vamos a soltar a todos los pumas y yaguareté que hay en el zoológico”, preguntó.

Incluso añadió que cada vez hay menos espacio para los animales por­que reciben más y más donaciones porque según Ayala las personas se dan cuenta que es la única forma o el mejor lugar donde se les resguarda a los animales con los cui­dados necesarios.

Ayala exhortó a las perso­nas a visitar el zoológico y ver en qué condiciones es que realmente están los animales.

“Acá no es solo solo se da el presupuesto sino tam­bién el manejo de los pro­pios funcionarios, Maia vivió más de su promedio de vida porque sus cuida­dores siempre le trataron bien, siempre la cuidaron y asistieron a tiempo”, puntualizó.

Conservación ambiental vs zoológicos

Visitar un zoológico ac­tualmente implica des­cubrir un centro que ha superado la visión clásica de expositor de animales exóticos para convertirse en una institución que aboga por la conserva­ción y la preservación de especies amenazadas. Solo mediante los pro­yectos que desarrollan en el propio recinto o en los hábitats de origen de las especies se puede en­tender la misión que los zoos tienen hoy día.

La razón original de los jardines zoológicos se mantiene hoy día: que las personas puedan apre­ciar animales que que no pueden ver todos los días. Sin embargo la principal razón para la existencia de los zoológicos es que son lugares para la con­servación de las especies, muchas en peligro de ex­tinción, que necesitan de lugares estratégicos para el estudio científico. Los mismos tienen que cum­plir con muchos requeri­mientos en seguridad, sa­lud, bienestar, nutrición, además que deben servir para el mejoramiento de las especies, no para que sufran cuando están en cautiverio.

EXPERIENCIA  ARGENTINA

Luego de la muerte de una jirafa, dos lobos marinos y una mara el zoológico de Buenos Ai­res cerró después de 142 años de estar activo y anunció la construcción de un ecoparque interac­tivo, además dispusieron el traslado a reservas naturales y santuarios de todo el país de unos 1.500 animales, desde elefantes africanos y rinocerontes hasta ser­pientes.

Los zoológicos que res­pondían al modelo vic­toriano, basado en la exhibición de animales únicamente con fines recreativos, dejó de estar vigente y es necesaria una transformación.

En el barrio porteño de Palermo, frente a la Pla­za Italia, la intersección de la Avenida Sarmiento y la Avenida General Las Heras vio pasar desde 1888 hasta 2016 al enor­me caudal de porteños, turistas y curiosos que ansiaban visitar el his­tórico Zoológico de Buenos Aires. Con la sensibilidad ambiental que se desarrolló en el último tiempo en todo el mundo, la sociedad dejó de tolerar o naturalizar repentinamente que un oso polar pasara sus días en una pileta en la ciudad o que una jirafa o un elefante vivieran a es­casos metros de avenidas por donde circulan cien­tos de colectivos y autos todos los días.

Así fue que en 2016 el jefe de Gobierno, Hora­cio Rodríguez Larreta, anunció su cierre defi­nitivo y dio comienzo al proyecto de transfor­mación del ex Zoo en un Ecoparque Interactivo, según publican medios argentinos.

Desde su cierre definiti­vo a mediados de 2016, el zoológico continúa su proceso de transforma­ción en un “Ecoparque Interactivo”, que fina­lizaría en 2023. Cómo viven los animales y los edificios patrimoniales de las 17 hectáreas que conforman el parque.

 

 

 

 

De cerrar el zoológico ya no creo, es difícil porque tenemos muchas especies, qué vamos hacer con todas las que se tienen acá, no se les puede liberar.

DIEGO AYALA

MÉDICO VETERINARIO

 

 

DATO 1: Costa Rica cerró sus zoológicos en 2017 liberando animales en cautiverio que derivaron en parques urbanos y reservas forestales.

 

CIFRA: 800 especies se estima que tiene el Zoológico de Asunción.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.