spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioDestacadoEl BID criticó a Paraguay y luego almorzó con los criticados

El BID criticó a Paraguay y luego almorzó con los criticados

Categoría

Fecha

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, llegó a Paraguay en el marco de su primera visita oficial. El titular del BID resaltó la fortaleza macro del país y atractivo para atraer inversiones, sin embargo el año pasado un informe del BID ubicaba a Paraguay con peor gasto público en la región. ¿Nos toman el pelo?

Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se reunió con autoridades nacionales y referentes del sector privado en lo que es su primera visita oficial a Paraguay en carácter de titular del organismo multilateral.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, destacó la gestión macroeconómica del Gobierno de Paraguay durante la pandemia, en particular el incremento de la inversión extranjera, durante su primera visita al país suramericano desde que el pasado año asumió el cargo.

«Que sea Paraguay uno de los cinco países de la América Latina y el Caribe que hayan incrementado la inversión extranjera durante la pandemia en el año 2020 a pesar de una caída regional de casi el 40 % en inversión extranjera es un hito que hay que conocer», dijo Claver-Carone a los medios.

El titular del BID felicitó al presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, y a su equipo, por ese desempeño, tras reunirse con el mandatario en el Palacio de Gobierno.

«Los dos únicos países en América del Sur que tuvieron este incremento en inversión extranjera fueron Ecuador y Paraguay, y la única razón fue la gestión fiscal, macroeconómica, la prudencia, el positivismo, la proactividad de poder atender estas necesidades».

«Yo francamente, si fuese una empresa extranjera, particularmente en estos tiempos que estamos viendo de realineamiento de las cadenas de valor, uno de mis primeros países sería Paraguay por el ambiente de inversión que hemos visto», agregó.

El presidente del organismo dijo que a pesar de esa inversión extranjera, y a las políticas de protección social del Gobierno paraguayo, que disminuyeron la pobreza extrema, hubo un incremento de la pobreza general durante la pandemia.

En ese sentido indicó que la labor del BID se centra en estudiar «cómo podemos ayudar a Paraguay para cerrar las brechas sociales, las brechas socioeconómicas» desde la agenda que el BID mantiene con Paraguay como «socio prioritario».

Añadió que para esos proyectos el BID cuenta con una cartera de unos 3.000 millones de dólares, de los cuales dijo se ha agendado casi el 20 %.

Sobre esa agenda, el secretario general de la Presidencia, Hernán Huttemann, dijo que se basa en tres ejes principales: crecimiento inclusivo, reformas del Estado y modelo de inversión pública.

Esas materias fueron tratadas en la reunión con el mandatario y una posterior con el equipo del Ministerio de Hacienda y el de Claver-Carone, que permanecerá en Paraguay hasta el martes.

«Incorporar estos ejes transversales dentro de esta agenda de crecimiento, para nosotros va a ser muy relevante», dijo en la conferencia el ministro de Hacienda, Oscar Llamosas.

El ministro recalcó que otro de los objetivos es lograr una mayor implicación del sector privado en las inversiones públicas, así como aprovechar el crecimiento que experimenta el país para incluir en proyecto de desarrollo al sector de la economía informal, que es el mayoritario.

Interpelado por el Metrobús, el abandonado sistema de transporte rápido en Asunción iniciado durante el anterior Gobierno de Horacio Cartes con préstamos del BID, su titular reconoció que en los cinco países que ha visitado se ha encontrado con algún proyecto fallido.

Y acotó que su meta radica en finalizar sus cinco años de mandato sin que se den esas situaciones, para lo cual dijo que se ha comenzado a reforzar institucionalmente el organismo de manera que se mida certeramente el impacto y los resultados de sus operaciones.

Las obras del Metrobús de Asunción se paralizaron en octubre de 2018, tras asumir Abdo Benítez, como Cartes del Partido Colorado, al retirarse la empresa portuguesa Mota-Engil, luego de recibir 21 millones de dólares de un proyecto presupuestado en 47,5 millones de dólares.

¿Y el gasto público?

Claver-Carone resaltó todas las bondades paraguayas sin recordar que el año pasado su institución ubicó al país en la novena posición y, según el estudio del organismo, el Gobierno derrochó recursos por un monto equivalente a 3,9% del PIB, cerca de US$ 1.560 millones. El malgasto público es extraordinariamente grande en el país, en realidad, es corrupción llevada a la práctica de manera cotidiana y permanente.

Malgasto público es corrupción, un simple eufemismo, una manera de describir algo que está mal y que no hay voluntad desde el Estado de poder corregirlo. No existe la voluntad de ningún partido político desde el Gobierno de evitar esta hemorragia de recursos, que posteriormente en circunstancias extremas, como las de pandemia por ejemplo, nos pasa la factura en un número elevado de muertos y en una cantidad de personas que quedan en una pobreza todavía más extrema.

El Estado Paraguayo carece de voluntad para encontrar respuestas al malgasto y la corrupción. Mientras no exista el deseo de cada uno de nosotros de elegir administradores con capacidad de gestión, con honestidad, las cosas no van a cambiar. Vamos a seguir lamentándonos la falta de medicamentos, de camas de terapia intensiva, de escuelas que se derrumban, porque los recursos no se gastaron de manera apropiada, no se controlaron en su ejercicio ni tampoco se sancionaron a los que gastaron mal.