spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
28.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialCaacupé: El retorno del pueblo a la fe y la esperanza

Caacupé: El retorno del pueblo a la fe y la esperanza

Categoría

Fecha

Con el novenario de Caacupé previsto para el 28 de noviembre y la fiesta que se desarrollará el 8 de diciembre, la mayor festividad mariana del país no solo representará un reencuentro para la devoción del pueblo paraguayo, sino también un impulso económico para las familias que dependen de este encuentro.

La máxima celebración para la comunidad católica del país se estará desarrollando nuevamente luego de una pausa debido a la pandemia del Covid-19. Celebrando el 8 de diciembre el día de la Virgen de Caacupé, una gran cantidad de fieles volverá a acudir a la festividad, buscando un reencuentro con su fe y devoción.

Para la contención de las personas que se encontrarán presentes en la festividad, el intendente de Caacupé, Diego Riveros, indicó que cuentan con todas las disposiciones establecidas por el ministerio de Salud, el cual dispondrá diversos puestos en varias zonas de la ciudad.

Igualmente, la Secretaría de Emergencia Nacional prevé una campaña especial, así como la propia Municipalidad, la cual lanzará el mensaje “Caacupé camina contigo”, buscando incentivar la vacunación entre los ciudadanos e implementar todos los protocolos sanitarios entre los fieles y comercios que recibirán a las personas.

Teniendo en cuenta el contexto sanitario en el cual nos encontramos, Riveros mencionó que el control de la cantidad inmensa de personas que asistirán, solo será posible con la colaboración de diversas instituciones del gobierno Central.

Diego Riveros, intendente de Caacupé

EL SIMBOLISMO
El intendente estimó que esto puede llegar a alcanzar US$ 15 millones en movimiento en el comercio local. “Aparte del impacto religioso y social, la fiesta de Caacupé representa un movimiento económico muy importante para toda la ciudadanía, pues brinda una ganancia considerable para que las familias puedan sobrevivir a fin de año y generen suficientes ingresos para sí mismos”, puntualizó.

El movimiento hotelero, las posadas turísticas, los comercios de ventas de todo tipo de productos son solo algunos de los sectores beneficiados con la masiva concurrencia de los fieles. Así también, se encuentran registrando una importante migración de comerciantes de otras ciudades, que se acercan hasta Caacupé para instalar su puesto de venta.

De acuerdo al intendente, este año se prevé llegar fácilmente a los 3 millones de personas, pero un pico más alto se registrará entre el 7 y 8, días en los cuales estiman la asistencia de 900 mil personas.

En el aspecto turístico, Riveros habló de lo gigantesco que resulta por el nivel de movimiento generado con la fiesta mariana más grande del país; desde su punto de vista, no se compara con ningún otro acontecimiento del país. Recordando que el país aún se encuentra en un momento sensible por la pandemia del Covid-19, para la autoridad municipal resulta increíble cómo la gente acude en gran mayoría, mientras más se complica la situación.

“Muchos se acercan a pedirle a la virgen que les dé salud, trabajo, mientras otros acuden para buscar un refugio ante el sufrimiento de haber perdido a un familiar durante la pandemia. La muestra de devoción es inmensa y no se da solamente durante la festividad porque día a día la gente cuenta su experiencia con la virgen”, subrayó.

Ante ello, dijo que la edición 2021 de esta fiesta es muy especial, principalmente por todo lo vivido entre el 2020 y este año, sin mencionar la sensación de dolor entre todos los paraguayos, debido a los momentos más críticos de la pandemia y así también por lo que seguimos viviendo.

Estos aspectos generan en la gente la búsqueda de mayor fortaleza durante las misas de Caacupé y durante estas épocas ya están registrando una importante cantidad de personas con las cuales no estaban contando anteriormente y la asistencia irá en un aumento progresivo a partir del 28 y en ese sentido afirmó que este domingo será un día impactante, pues prevén la concurrencia de 50 mil personas aproximadamente.

Cristhián Medina, vicario cooperador de la Basílica de Caacupé.

EL REENCUENTRO
“Teniendo en cuenta que el año pasado no se registró de manera mayoritaria la visita de los peregrinos, estas fiestas de Caacupé son como volver a empezar para nosotros y reencontrarnos”, acentuó el padre Cristhián Medina, vicario cooperador de la Basílica de Caacupé.

Así, contó conmovido que nuevamente se pueden registrar las peregrinaciones entre diversos fieles, pues también vuelven a vislumbrar la llegada de fieles de diversas parroquias, movimientos estudiantiles e incluso empresariales. Desde los comerciantes con sus casillas hasta los peregrinantes, Caacupé comienza a llenarse de vida poco a poco, motivando la concurrencia a la ciudad.

“Regresamos, pero teniendo en cuenta todas las medidas sanitarias recomendadas por el ministerio. Por ello, queremos que esta sea una fiesta segura, un lugar en el cual podamos encontrarnos con la virgen, sin el peligro de contagiarnos”, expresó el padre.

De esta manera, caracterizó toda la peregrinación, el novenario y la fiesta de Caacupé como el escenario en el que la fe y la esperanza de los fieles se reencuentra, depositando toda la devoción que guardan en la Virgen.

Siguiendo los protocolos de salud, buscarán habilitar por más tiempo entre el día 4 y 8 la permanencia en la Basílica de Caacupé. Pensando en quienes evitarán cualquier contacto, dispondrán la asistencia al camarín de la Basílica, para que se acerquen a la Villa Serrana, pero no tienen acceso porque van a la madrugada.

En cuanto a la preparación litúrgica, ya cuentan con todos los sacerdotes y obispos que oficiarán la misa y estarán presentes en la homilía.

María Martínez, artesana con especialidad en el cuero

ARTESANÍA PRESENTE
Los artesanos que se encuentran en inmediaciones de la Basílica se encuentran expectantes a la llegada de los peregrinantes, principalmente teniendo en cuenta el impacto económico que se prevé para los mismos durante las fiestas de Caacupé. Para María Martínez, artesana con especialidad en el cuero, la congregación mariana brindará un gran respiro financiero para muchas familias, que se encuentran enormemente beneficiadas.

“Estamos muy ansiosos y esperanzados por la llegada de la gente, para que pasen a nuestros puestos y se fijen en nuestros productos. Esto teniendo en cuenta el difícil período por el cual debimos atravesar por la pandemia”, destacó la trabajadora, quien siempre se encuentra apostada en la plaza Teniente Fariña de Caacupé.

Comentando el flujo de asistencia de las personas, mencionó que es alto y constante. Para el domingo ya se registra una gran participación de peregrinantes que van desde distintos puntos del país.

En esta época del año, el impacto socioeconómico se proyecta principalmente en los comerciantes y artesanos, situación que se repunta cuando llega el día de la Virgen. “Luego, entre enero y febrero llegan los turistas para seguir resistiendo ante cualquier dificultad y nos viene muy bien en todos los sentidos”, determinó.

La realización de la fiesta mariana constituye un elemento importante, principalmente para los artesanos porque ellos resintieron de manera constante y la pandemia. En el caso de Martínez, pudo sobrellevar la situación al trabajar también con el Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA), el cual la invitaba junto con otros artesanos a talleres, exposiciones y otros eventos.

“Aguardamos a la gente, con los debidos cuidados sanitarios, y espero que tratemos de ayudarnos entre todos, apoyando lo nacional. Nosotros estaremos desde el domingo hasta el 16 de diciembre, entre gente de Tobatí, Luque, Areguá y diferentes localidades más”, concluyó.

PEREGRINACIONES
– La peregrinación nacional de las comunidades originarias será el domingo 28 de noviembre a las 07:00 horas.
– El lanzamiento oficial dentro de la misa será en la tarde del 28.
– La peregrinación nacional del clero será el 29 de noviembre a las 07:00 horas.
– La peregrinación de la diócesis castrense será el 2 de diciembre, donde estarán presentes los equipos militares y policiales del país.
– El 4 de diciembre se realizará la peregrinación nacional de la pastoral de la juventud.
– Para el 5 y el 7 de diciembre se llevarán a cabo las últimas peregrinaciones.