spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, septiembre 23, 2021
25.7 C
Asunción
InicioGlam“Australia me cambió la vida”

“Australia me cambió la vida”

Categoría

Fecha

Quizás muchas personas reconozcan el popular ‘Hola, qué tal?’ que acuñó un conocido vlogger oriundo de Santa Rita. Miguel Valdez más conocido como ‘Minguel’ es uno de los influencers más seguidos en redes sociales por su carisma y personalidad, sin dejar de lado sus raíces.

En Alto Paraná ya tenía una gran cantidad de followers, sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de viajar a Australia y hacer videos contando su experiencia, logró mayor visibilidad en todo el país y el extranjero.

‘Hola, qué tal?’ es el nombre de su página oficial en redes sociales, ya la había creado antes de su viaje, pero no publicaba tantos videos porque no tenía temas interesantes aún para compartir.

“Cuando viajaba, cualquier esquina era tema para los videos, muchos paraguayos se identificaban con las historias. Australia cambió completamente mi vida. Fue una experiencia con muchas sorpresas y aventuras únicas. Las cosas pasan una sola vez de la misma manera, capaz si vuelvo hoy no será como la primera vez, quizás sea mejor o menos bueno que antes, igual ya no”, enfatizó.

CRISIS EXISTENCIAL

Señaló que la famosa ‘crisis existencial de los veinte y pocos’ -que atraviesan todos en algún momento- hizo que dejara a su familia, trabajo y todo su círculo social para encontrarse y saber qué puede ofrecerle al mundo.

“Hasta a Jesucristo ko le agarró la crisis existencial y se fue a perderse en el desierto por 40 días y 40 noches, pero en cambio yo fui a estudiar inglés como pretexto para enfrentar esa aventura, con los únicos ahorros de mi vida”, mencionó.

Recordó que se quedó por un año del otro lado del mundo y al segundo mes viviendo allá -haciendo sus videos- comenzó a aparecer en diarios y programas de televisión.

“Al principio me parecía un poco absurdo y después de un tiempo me seguía pareciendo absurdo, porque tampoco era que había descubierto la cura del cáncer o cosas así, apenas contaba mis desafíos del día a día de forma muy característica”, expresó.

En cuanto a los viajes, aseguró que ya es parte de su personalidad aventurarse, aprender cosas nuevas y descubrir más sobre otros lugares.

“Todavía me quedan muchas cosas por conocer pero con calma y con paciencia todo se logra”, manifestó Miguel.

EXPERIENCIA

Consultado sobre el pensamiento con el que regresó a Paraguay, luego de vivir en un lugar completamente diferente, comentó que no hace falta salir del país para darse cuenta que las cosas no se hacen bien aquí.

“Pero dándole una visión positiva y dejando de lado un poco la política, Paraguay puede ofrecer tantas cosas que a veces uno no se da cuenta y que en este caso sí se aprende estando afuera. Por ejemplo, cuando conocí Bali, Indonesia, en mi ignorancia dije: de tan lejos piko vine otra vez a entrar acá en la campaña. Los lugares más caros eran muy ‘rústicos’, con mucha vegetación, todo de paja y madera, es decir, ka’aguy mbyte. Una campaña fifi”, destacó entre risas.

Han pasado más de cuatro años desde que creó la cuenta “Hola, qué tal?”, y la gente sigue pidiéndole que comparta más videos, porque un tiempo dejó de hacerlo constantemente.

“Me reconocen en cualquier lugar y es muy loco. Hace un par de semanas estuve en New York en pleno Times Square y se acerca un chico y me pide una selfie, era un paraguayo que me sigue. Algo similar me pasó en Madrid saliendo del metro, donde una chica me grita ‘Mingueeeel’ y me regala su bufanda”.

EMPRENDEDOR

Ahora la mayor parte de su tiempo lo ocupa en un emprendimiento que abrió hace poco más de un año, Café Jardín, una cafetería conceptual muy coqueta.

“La idea es crear una identidad propia, una marca fácil de reconocer y quien sabe algún día encuentren Café Jardín en los aeropuertos o en una capital europea, uno siempre sueña grande. En mis respiros hago mis videos para mis seguidores de ‘Hola, qué tal?, que siempre me piden nuevas historias”, remarcó.

Finalmente, confesó que tiene planes de volver a vivir fuera, contar todas sus experiencias y salir de su zona de confort nuevamente, mientras tanto está dejando todo en orden su negocio.

“Hola, qué tal? va a seguir siempre con el personaje de Minguel, contando sus aventuras pero también va a evolucionar. Hay planes de lanzar una marca de ropas con el mismo nombre de mi página, pero con un concepto diferente a la propuesta que ofrece la cuenta. La idea es que la gente quiera tener un ‘Hola, qué tal?’ por la buena calidad y diseño, no solamente porque sea seguidor de la página”, concluyó.