spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Psicología presidencial

Internet tiene muchas formas que ayudan a entender y  evaluar la mente de una persona, poniéndonos en los calzados de un psicólogo. La psicología no es una tarea fácil por lo que implica ingresar en la mente de una persona para desde ahí  evaluar y concluir lo que debe hacer el paciente para mejorar su actitud en la vida. La enciclopedia wiki o wikipedia ofrece la descripción de un efecto llamado “Efecto Dunning-Kruger”, que es  una desviación en el procesamiento mental en virtud del cual los individuos incompetentes tienden a sobreestimar su habilidad, mientras que los individuos altamente competentes tienden a subestimar su habilidad. A consecuencia de este sesgo, los individuos incompetentes tienden a asignar tareas difíciles a individuos que no tienen habilidad suficiente para completarlas en la creencia de que dichas tareas son sencillas de realizar, mientras que los individuos incompetentes tienden a acometer tareas para las que no están preparados.

La psicología basa sus evaluaciones en los comportamientos de sus pacientes que ayudan a entender el porqué lo hace. Paraguay está gobernado por un presidente que según su comportamiento está cerca de poseer este efecto porque en su ineficacia cómo  primer mandatario se nota una confusión en lo que se espera de un jefe, teniendo cifras escalofriantes de gente fallecida en pandemia  cómo si estuviésemos en una guerra que es así y carecemos de equipos para hacer un trabajo de sanidad efectiva para y por la vida de nuestros compatriotas.

ATRAPADOS SIN SALIDA
Ahora en las redes tenemos el conmovedor  vídeo que recorre el  país de una mujer reclamando atenciòn para su hermano y   esta realidad parece no llegar a los ojos de nuestro presidente para sacar otras conclusiones psicológicas que por lo menos  tranquilidad a la nación para que no siga  sufriendo trastornos obsesivos compulsivos o ansiedad generalizada, que son nombres psicológicos para personas que sufren nervios o desesperación por problemas vividos por seres queridos afectados.  Este es  otro problema de salud mental sufrido por el grupo de gente que asiste a internados o personas que en sus casa se despiden lentamente por carecer de asistencia médica y hasta de habitaciones.

Uno espera que una persona que asume una responsabilidad de director técnico esté preparado sin parecer inquieto o muy estable cuando en la cancha el equipo no rinde y así cómo un psicólogo hablar con el cuadro  para ir corrigiendo lo que en su exposición y juego no satisfizo al público y evitar que el equipo no sea percibido cómo con el efecto Dunning-Kruger.  Este fenómeno sicológica parece dominar las acciones de nuestros administradores y cabría perfectamente para definir la conducta de muchos de ellos.

Más del autor