spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
domingo, junio 13, 2021
10.7 C
Asunción
InicioActualidadProblemas de navegación serán más crudos este año

Problemas de navegación serán más crudos este año

Categoría

Fecha

La bajante extrema del rio Paraguaya por la falta de lluvia cerró un 2020 con pérdidas superiores a los US$ 350 millones para el sector naviero, por el sobrecosto y retrasos en el transporte de las mercaderías. Este año las condiciones no mejoraron y ya alertan que incluso podría ser un año peor.

“Este 2021 presenta peores condiciones que el año pasado. La situación es complicadísima por la falta de lluvia, el Paraná está cerrado desde abril, bajamos 125 mil toneladas y ahora hay que buscar otras alternativas. A esto se le debe sumar que ahora el río Paraguay empieza a tener problemas”, señaló Juan Carlos Muñoz, vicepresidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym).

Por su parte, desde la Dirección de Meteorología, dependiente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), tampoco auguran un mejor escenario para este 2021, al menos en los próximos tres meses.

Max Pasten, gerente de Pronósticos Hidrológicos, refirió que en los meses de junio, julio y agosto serán meses secos y los índices se mantendrán por debajo del rango normal.

NAVEGACIÓN

Guillermo Ehrecke, presidente del astillero La Barca del Pescador, mencionó a su vez que se estima que el estiaje podría ser peor que el del año pasado. “Las pérdidas entonces serán mayores. Hoy se navega con el 60% de la capacidad instalada”, afirmó.

Asimismo, el presidente de Cafym, Esteban Dos Santos, lamentó el momento y comentó que “el nivel está más bajo en esta época que el mismo tiempo del año pasado”, lamentó.

En lo que tiene que ver con el dragado, actualmente se realiza en el río Paraguay y se alista un nuevo llamado para el río Paraná, sin embargo , este proceso no garantiza la navegación continua por la poca agua.

La semana pasada terminó la operación especial denominada “Ventana de agua” que inició el 21 de mayo. Esto permitió el transporte de 125.000 toneladas de producción agrícola paraguaya (soja y derivados), valorada en US$ 45 millones y que había estado detenida por más de cincuenta días por dificultades de navegación.