spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioDestacado“Los concejales son los funcionarios más desconocidos"

“Los concejales son los funcionarios más desconocidos»

Categoría

Fecha

En Asunción existen dos realidades, una de ellas con carencias escondidas a través de la indiferencia. Obligados a sobrevivir como pueden, los barrios más necesitados de la capital no encuentran soluciones, cuando sus representantes desconocen las aflicciones.

Entre todas las falencias vividas en Asunción, la miseria y las carencias vuelven a dividirse de acuerdo a los sectores de la capital, pues cada uno enfrenta el deterioro de una manera completamente diferente.

La zona de los barrios Carmelitas y Villamorra, por ejemplo, posee una falta de un buen sistema de desagüe pluvial que se hace notar con fuerza durante los días de intensas lluvias. Sin embargo,esto es incomparable con la dejadez atravesada por los pobladores de zonas de los Bañados, durante las mismas condiciones climáticas y en temporadas de subida del río, pues ellos deben renunciar a todo lo que conocen porque su hogar se ve completamente desplazado por las inundaciones.

Ambas realidades, tan distantes la una de la otra, conviven en la misma Asunción, y a veces resulta inevitable pensar por qué existe tanto desnivel en la forma de vida de estos barrios.

CONCEJALES FANTASMAS
Debemos partir de una idea clara y categórica: mientras los representantes de la capital no se encuentren en contacto con la carenciada realidad de los pobladores, resulta lógico que no se desarrollará ninguna herramienta de ayuda a la necesidad imperante de estos asuncenos.

Según investigaciones de este medio, Óscar “Nenecho” Rodríguez, el anterior intendente de Asunción, vive en la ciudad de Lambaré, y ni siquiera puede hablar con suficiente autoridad por todos aquellos bañadenses o pobladores del barrio Ricardo Brugada.

La misma situación se da con los concejales como Sandra Benítez (Barrio Recoleta), Rodrigo Buongermini (Oriundo de Sajonia y actual residente del Barrio General Díaz), Federico Franco (Barrio Las Golondrinas, de Loma Pytã), Augusto Wagner (Barrio Jara), Javier Pintos (Loma Pytã) y José Alvarenga (Barrio Pettirosi). Entonces, ¿cómo las autoridades pueden estar al tanto de lo que pasa en los barrios más carenciados de Asunción?

“Los concejales son los funcionarios más desconocidos en toda Asunción”, argumentó la actual candidata a concejal, Rosa Vacchetta, agregando también que los mismos en realidad están al tanto de todas las carencias sufridas en los barrios más necesitados, pero que lo utilizan a su favor.

La misma destacó que las autoridades municipales solo reconocen esas zonas cuando necesitan electores que los apoyen, sin tener ninguna intención de cambiar su realidad o formalizar a esos barrios, fomentando aún más sus necesidades.

Así, con un completo desconocimiento acerca de las vivencias de sus pobladores, autoridades municipales se mantienen en la completa indiferencia para quienes necesitan ayuda y acompañamiento, contribuyendo a una realidad repleta de miserias para unos barrios que deben sobrevivir como pueden.

EL BARRIO HUNDIDO
“Una vez que la inundación se lleva todo a su paso, nosotros nos responsabilizamos por los daños, pues normalmente las autoridades no comprenden la realidad del Bañado Tacumbú y, por ende, no saben qué ofrecer”, reconoció Mario Prieto, representante de Camsat, organización que brinda ayuda a los bañadenses hace 32 años.

El joven contó que a través de Camsat pudieron ofrecer agua potable y energía eléctrica a los pobladores del barrio, que cambiaron radicalmente la pobreza extrema en la que vivían, aunque siguen con carencias básicas.

“El acceso al trabajo es una necesidad imperante en la zona, al igual que contar con un hospital. Si alguien tiene alguna emergencia a la noche o madrugada, debe ir hasta Barrio Obrero para atenderse”, declaró Prieto.

De este modo, prácticamente la única alternativa a la serie de problemas que aqueja a los pobladores del Bañado Tacumbú consiste en todos los proyectos realizados desde Camsat, única organización que da la cara a las carencias de los asuncenos olvidados por el Municipio.