spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
34.7 C
Asunción

La sal de la vida

La sal está citada en la Biblia y se encuentra detrás de la marcha libertadora de la India con Gandhi a la cabeza. Sin embargo “ Sal,grasa, ácido, calor” (  salt, fat, acid, heat)  una serie de televisión documental de cocina  estadounidense de 48 minutos en Netflix protagonizada por la cocinera  Samin Nosrat nos muestra la otra cara de la misma . Basado en su libro de 2017 del mismo nombre, la serie de cuatro partes se estrenó en Netflix el 11 de octubre de 2018.

El programa y el título del libro provienen de los cuatro elementos propuestos por Nosrat para cocinar con éxito:.  Cada entrega de la serie se centra en un elemento en particular, con Nosrat viajando a un lugar diferente para demostrar cómo se utiliza el elemento en la cocina local.

EL VIAJE AL SABOR

En la cocina -no soy cocinero, solo comensal-  para entender lo que hay detrás del sabor de un alimento es importante comprender y poner en práctica  la  producción de un alimento que  es más que clave  que cualquier cosa. Algo que debe cambiar en mi pobre  presencia en la cocina para trabajar  si pretendo vivir solo algún día. Para empezar debo  saber que comprar es la base para hacer una buena comida, que uno de los tantos consejos que nos da la chef americana quien empieza  a bordo de aviones recorriendo  el mundo en búsqueda de la pregunta del origen de la sal y sus usos en varios países, empezando por Japón, Italia, México y California , luego  . Al ver este documental es inevitable no producir saliva en la boca o agua en la boca, un hábito clásico previo al momento antes de masticar un alimento.  Retrata un viaje no sólo en el mundo sino también en su cocina.  Cocinar es cómo pintar donde a través de los ojos se evalúa la cocción de los productos usados y aunque no se pruebe la pintura el gusto va definiendo cómo se está cociendo  la comida. Los ojos y el gusto son sentidos claves entre los demás para afinar la cocción del alimento hecho. El  oído sirve  para saber qué dicen después los comensales  y cómo reaccionan los invitados en la mesa posterior a la fiesta gastronómica. Para ella cocinar nunca se trata de lo que pasa en la cocina sino más bien en lo que ocurre en la mesa, cómo  dice Samir en un momento que  para hacer pasta solo se trata de ir lento y usar los sentidos.

En nuestro país  están  la de  Garofalo  o Rodolfo Angenscheid en cuyo restaurante “ La casa di Peroni” en Sanber estuve el domingo pasado  son personas que difundieron el valor de los sabores. Así cómo ellos hay personas que muestran técnicas  para hacer comidas desde sus programas de  televisión y hoy día no es inusual que la gente se tome el tiempo de permanecer frente a su tv  y disfrutar de sus clases.

La comida además de un  negocio muy rentable, dicen que se gana el 50% del valor en cada plato pero tambien  es una forma de integración cultural. Este registro audiovisual demuestra el poder que tiene el gusto no solo para saborear y tener satisfacciones particulares sino entender que al entender la comida nos abrimos a entender al mundo y el aporte que cada nación con su cultura.

Más del autor