spot_imgspot_img
domingo, octubre 17, 2021
20.7 C
Asunción
InicioActualidadSocialEncuentran posibles evidencias en depósito

Encuentran posibles evidencias en depósito

Categoría

Fecha

Como parte de la Operación Atlántico Norte, que investiga el envió de 23 tonelada de cocaína que fueron incautadas en los puertos de Hamburgo, Alemania y Amberes, Bélgica, el Ministerio Público y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) sigue realizando diligencias investigativas, y una de ellos consistió en allanar un depósito de la empresa Cartopar, ubicado en Mariano Roque Alonso.

Un dato importante a tener en cuenta es que el grupo investigado es el de Envases Paraguayos SRL, del que forman parte tres empresas, Preferente, Cartopar y Pinturas Tupa. Justamente en tarros de pinturas de dicha firma fueron donde se encontraba oculta la cocaína incautada por las autoridades europeas.

Con respecto al procedimiento de allanamiento encabezado por la agente fiscal de la Unidad Especializada de Lucha Contra el Narcotráfico, Elva Cáceres, fuentes antidrogas explicaron que dentro del depósito aparentemente abandonado de Cartopar se encontraron más de 100 unidades de tambores de precursores químicos.

Técnicos del Laboratorio Forense de la Senad realizaron un análisis primario al extraer muestras de los tambores, y estos confirmaron efectivamente que se trataba de acetato, un elemento utilizado para el procesamiento de drogas, como la cocaína.

El director forense Ricardo Galeano explicó que el acetato es un producto controlado, y que además de ser utilizado para el proceso de refinamiento de la cocaína, también utilizan industrias como solvente químico, entre ellas las dedicadas al rubro de pinturas.

Un elemento llamativo, explicaron desde la Senad, es que justamente los tambores son idénticos a la carga de precursores químicos que realizó el Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional el pasado 23 de febrero en el Chaco. Sobre esta carga el fiscal Andrés Arriola explicó que encontraron 50 tambores de 10.000 litros en un camión, pero que estaba cubierto por una supuesta carga de arena lavada.

Mientras que ayer los agentes de la Senad y la Fiscalía encontraron 117 tambores repletos de acetato de elito, y cada tambor es 190 litros. Explicaron que el litro de este compuesto tiene un valor de US$ 83 en el mercado legal.

El informe señala que en el lugar había aproximadamente 22.230 litros de acetato, por lo que lo encontrado costaría poco más de US$ 1,8 millones.

Aunque su valor se eleva exponencialmente en el mercado negro, y según datos de Senad, en el mercado negro boliviano alcanzaría unos US$ 5 millones.

El depósito allanado de Cartopar se encuentra justamente frente a la empresa Pinturas Tupa, allanado el último miércoles, todo en el marco de la investigación del envió de cocaína a Europa.

Detrás del depósito donde estaban los tambores, se encontró como una zona de reciclaje de artículos no utilizados, como también una oficina.

INFORMES
Fuentes de la investigación informaron que tras recibir la notificación de las autoridades de Alemania y Bélgica, se realizó varias tareas de inteligencia y que arrojaron algunos datos llamativos para las autoridades.

En primer punto es que se empezaron a verificar algunas documentaciones de envíos de carga de pinturas a Europa por parte de la empresa Pinturas Tupa, y se encontraron que en la mayoría de los casos los registros coinciden en absolutamente todo.

Uno de los puntos de las declaraciones que se realizan por los contenedores es el peso de la carga, que el de todos tiene una similitud.

Pero claro, hasta ahí nada es sospechoso, hasta que se hacen las verificaciones de esas cargas declaradas.

Fuentes de inteligencia indicaron que supuestamente, además de las latas de pintura que había dentro de los contenedores, también se cargaba todo tipo de desechos, todo tipo de basuras, hasta rocas, para poder justamente alcanzar el pesaje declarado.

Esto resulta de relevancia al tener en cuenta que según los informes brindados por las autoridades europeas, la contaminación de la carga, es decir, esconder la droga dentro de las latas de pintura, se realizó justamente en el trayecto marítimo, y se sospecha que fue en Ecuador.

La sospecha de los órganos de inteligencia e investigación es que en alguna parte del trayecto esos escombros eran reemplazados por la droga sólida.

RELACIONAMIENTO
Fuentes de inteligencia también detallaron que dentro del esquema del tráfico internacional de cocaína también estarían relacionadas empresas nacionales con dos empresas del Brasil y dos empresas de Israel.

Se presumen, que en algunas de ellas serían simplemente firmas de maletín, utilizadas para desviar los ingresos productos del narcotráfico.