spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
domingo, junio 13, 2021
10.7 C
Asunción
InicioActualidadPolíticaDesigualdad castiga a la política tradicional en el continente

Desigualdad castiga a la política tradicional en el continente

Categoría

Fecha

Al cierre de esta edición Pedro Castillo, candidato por Perú Libre, liberaba las elecciones presidenciales en el Perú con el 50,2 por sobre Keiko Fujimori del partido Fuerza Popular quien tenía el 49,8%. Esto significa 8,79 millones de votos para el primero sobre 8,72 millones de votos para la segunda. Una diferencia mínima de 70 mil personas.

Jorge Rolón Luna, abogado y consultor, expresó que Keiko Fujimori representa un modelo de gestión política y económica vigente en Perú desde más de dos décadas así como con la represión –exitosa pero con un altiíimo costo en DDHH- al movimiento terrorista Sendero Luminoso y a la guerrilla de Tupác Amaru. Es su vinculación al modelo económico lo que está sentenciando su casi segura derrota.

“El modelo que representa Fuerza Popular (fujimorismo) estuvo en el poder durante las últimas tres décadas con varios actores. La primera lectura que podemos hacer es que ese modelo de gestión está agotado. Seis de los últimos presidentes peruanos fueron acusados de corrupción. Algunos incluso con condena, además de que el padre está condenado a 25 años de cárcel por delitos crímenes de lesa humanidad”, expresó.

Recordó que José Domingo Pérez, fiscal anticorrupción del Perú también había solicitado 30 años y 10 meses de cárcel el pasado 11 de marzo para Keiko. Esto tras un caso de lavado de dinero vinculado a la constructora brasileña Odebrecht.

“Además, creo que la victoria de Castillo hubiera sido mayor si no tenía en contra al establishment político, económico, empresarial y de los medios en Perú. Lo vincularon a Sendero Luminoso en una enorme campaña de desprestigio, además de medias económicas como hiperinflación y expropiaciones y eventuales nacionalizaciones.”, explicó.

AGOTAMIENTO DEL MODELO
Para Rolón Luna, los altísimos niveles de corrupción, donde todos los últimos presidentes acabaron con causas judiciales; sumado a la gran desigualdad entre la ciudad y el campo, entre la élite blanca, la mestiza y la indígena, que no han disminuido a pesar del crecimiento y la estabilidad económica de estos últimos gobiernos, contribuyeron a este resultado electoral donde un outsider (desconocido) sin muchos recursos económicos alcanza la presidencia.

RÉPLICAS
Al ser consultado sobre si esta sorpresa electoral pueda replicarse en otros países, respondió que las élites políticas, empresariales y económicas que tienen mucho poder en América Latina deben considerar seriamente el tema de la desigualdad, si no quieren observar réplicas en sus países.

“Hay estudios económicos resientes que le dan una entidad particular al fenómeno de la desigualdad. Hay países donde ha disminuido la pobreza, pero ha aumentado la desigualdad. Esto, genera un problema y una existencia penosa para la gente”, comentó.

En otras palabras, estas élites deben dejar de considerar el éxito de la economía con el aumento del PIB (Producto Interno Bruto), y empezar a pensar en la eliminación de la brecha de la desigualdad.

“Ese desencanto que se observó en Chile. Y ahora en Perú llama la atención. Se explica por ese lado. Modelos económicos que por fuera parecen exitosos se ve claramente que no llegan a la mayoría de la población y esta es la respuesta”, manifestó.

BUERGO

Isaac Buergo, politólogo, expresó por su parte que se ve a los candidatos fuera de los partidos tradicionales como buenas alternativas en el continente.

“Se ve una crisis de representación en los partidos tradicionales. Lo que se ve en Perú y se vio también en Chile con la constituyente es que hay una crisis de representación. Esto se debe que los partidos más grandes ya no representan a ideologías o programas de Gobierno sino más bien tienen el objetivo de buscar el poder político para obtener sus intereses”, explicó.

DESAPEGO

Para el analista existe un desapego hacia estos partidos tradicionales. Y considera que la ciudadanía ya no cae en engaños de los candidatos que prometen mucho pero hacen poco.

“La corrupción es uno de los factores para el desapego. En Chile la corrupción no es tan elevada pero ocurrió igual. También ocurre en países europeos donde los castigos por corrupción son muy importantes”, explicó.

Con esto, el entrevistado, señala que no todo acaba con la corrupción, sino debido a que la clase política no soluciona los grandes problemas del país como la salud, la educación, obras públicas y más que terminan afectando el día a día de los ciudadanos.

VILLALBA

Sara Villalba, politóloga, expresó por su parte que esta caída de Fujimori tiene que ver mucho con los antecedentes de corrupción que pesan sobre la familia.

“Su padre (Alberto Fujimori) está preso por crímenes de lesa humanidad. Su Gobierno es considerado una dictadura (1990-2000). Esto favoreció a Pedro Castillo que tiene una trayectoria social como un sindicalista en luchas sociales”, comentó.

Acto seguido expresó que la polarización (dos polos opuestos) está vinculado con las desigualdades. Y las mismas pueden favorecer a los outsiders o también pueden que no.

“En Perú hay un multipartidismo casi extremo. Hay decenas de partidos que hacen el Congreso esté divido en muchas fuerzas. Es una característica muy concreta de ellos”, dijo finalmente.

Foto principal: Revista Semana.

Isaac Buergo, politólogo.

Jorge Rolón Luna, abogado y consultor.

Sara Villalba, politóloga.