domingo, abril 21, 2024
33.7 C
Asunción
InicioActualidadMedio AmbienteCrece reacción mundial contra el R-1115/23 de la Unión Europea

Crece reacción mundial contra el R-1115/23 de la Unión Europea

Categoría

Fecha

El pronunciamiento de Abu Dabi es una implícita alusión al reglamento europeo sobre importaciones que crea obstáculos arbitrarios al libre comercio internacional.  

Por Cristian Nielsen

Países que representan el 7% del producto interno bruto mundial entre los cuales se encuentra Paraguay junto a Brasil, Indonesia, Egipto, Argentina y una quincena más de economías pertenecientes a cuatro continentes, han exhortado a la comunidad mundial a abstenerse de imponer medidas ambientales unilaterales que creen obstáculos innecesarios al comercio o una discriminación arbitraria o injustificable entre los países.

La Declaración de Abu Dabi es una implícita alusión al Reglamento 1115 de 2023 emitido por la Unión Europea mediante el cual impone una serie de medidas restrictivas a la importación de un determinado lote de commodities de aquellos países que, según la UE, depredan o degradan sus bosques.

Este criterio fue expuesto durante el decimotercer período de sesiones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrado en Abu Dabi (Emiratos Arabes Unidos) del 26 al 29 de febrero pasado.

La resistencia a la nueva reglamentación europea -que entrará a regir el 1 de enero de 2025- va sumando economías de cada vez mayor peso mientras en la propia Europa los productores agropecuarios profundizan sus medidas de protesta y la exigencia de reducir las imposiciones de la R-1115/23.

PRINCIPIOS INAMOVIBLES – En su primer parágrafo, el pronunciamiento reafirma la importancia del desarrollo sostenible como objetivo central del sistema multilateral de comercio, plasmado en el preámbulo del Acuerdo de Marruecos de 1994 por el que se establece la OMC. En él los miembros reconocen la necesidad de “proteger y preservar el medio ambiente e incrementar los medios para hacerlo, de manera compatible con sus respectivas necesidades e intereses según los diferentes niveles de desarrollo económico”.

Paraguay es miembro de la OMC desde el 1°de enero de 1995 e integrante del GATT desde el 6 de enero de 1994. Los principios asumidos con ambas firmas comprometen al Paraguay con obligaciones de protección ambiental aprobadas por el Congreso paraguayo y puestas en práctica a través de un ordenamiento jurídico medioambiental de amplia cobertura. En esa misma tesitura trabajan los demás integrantes del Mercosur que componen una ponderable cantidad de oferta mundial de productos de la alimentación.

POSICIÓN INTERNACIONAL – Ante foros mundiales como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la propia OMC, el Paraguay viene sosteniendo la continuidad de su modelo de desarrollo agropecuario con equilibrio ambiental mediante sistemas de producción que garantizan más y mejores alimentos para una población mundial que los demanda en cantidades crecientes y adoptando mecanismos que aseguren la sostenibilidad como una nueva forma de vida.

Paraguay  es el tercer exportador mundial de soja y derivados después de Estados Unidos y Brasil y décimo exportador mundial de carne bovina de alta calidad. 

El país ha expuesto a nivel mundial su propósito indeclinable de impulsar su desarrollo económico manteniendo los principios de rentabilidad económica, equilibrio social y sostenibilidad ambiental. También ha reafirmado dentro de su política exterior y junto a otras naciones del mundo, la decisión de no ceder ante medidas unilaterales restrictivas al comercio internacional como las que impulsa la Unión Europea a través de su R-1115/23.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.