spot_img
spot_imgspot_img
miércoles, mayo 25, 2022
23.7 C
Asunción
spot_imgspot_img
InicioSexplícitxEl impacto de gemir con placer y sin culpas

El impacto de gemir con placer y sin culpas

Categoría

Fecha

Los besos y las caricias, son como un botón que enciende la excitación de la pareja cuando se está bien estimulada, pero, ¿qué hay de los gemidos? ¿Es posible sentir el mismo nivel de placer y orgasmo sin emitir ningún sonido?

En medio del encuentro sexual, las llamaradas de la pasión se hacen presentes para tomar las riendas del placer de la pareja. De este modo, los gemidos se vuelven en los principales protagonistas del momento, para masificar las sensaciones satisfactorias creadas entre cuatro paredes.

¿A quién no le gusta gemir? Aunque probablemente existan grupos de personas que disfrutan de un sexo más silencioso, resulta innegable que las ganas generadas durante la unión entre dos personas pueden apoderarse de ambas y pareciese que no “disfrutan” lo suficiente si no vociferan su placer cuando el orgasmo comienza a hacerse presente.

De acuerdo a la psicoterapeuta española y experta en sexualidad, Laura de Lera, gemir en medio de las relaciones sexuales ayuda a liberar toda la energía que invade a la pareja. Por ello, todos los beneficios facilitarán a conectar aún más con la persona que acompañen tu encuentro sexual, con el momento y las sensaciones presentes.

Por otra parte, la sexóloga destacó que sentir la excitación de tu acompañante también elevará tu libido, excitándote al máximo y aumentando tu implicación al momento del acto sexual. Ante esto, de Lera que ninguna de las dos partes involucradas debe cortarse, sino gritar y sacarse con todas las ganas ese gran deseo de gemir fuertemente.

OTROS BENEFICIOS
Una investigación realizada por la Dra. Elizabeth Babin determinó que las personas que gimen durante el sexo, experimentan mayor satisfacción sexual. Los gemidos no solo ayudan a que te estimules, pues también está comprobado que la otra persona tiende a excitarse y experimentar más placer; de hecho un estudio reveló que el 60% de las mujeres utilizan los gemidos para excitar a sus parejas.

“Cuando una mujer gime durante el sexo, su garganta se abre, su respiración se ralentiza y sus músculos del piso pélvico se relajan”, explicó Nicole Buratti, coach sexual, a la página web Women’s Health.

Así también, los expertos informaron que las mujeres utilizan los gemidos durante el sexo como medio de comunicación, expresando que lo están disfrutando. El hombre, por su parte, entre más gemidos escucha, siente que está logrando que está posibilitando a su pareja una llegada placentera al clímax; así también, los gemidos de ambos podrían ser clave para que lleguen al orgasmo.

Otro estudio, esta vez publicado en Archives of Sexual Behavior, señala que las mujeres son más propensas a gemir durante la intimidad, sobre todo cuando sienten que su pareja está llegando al orgasmo.

SIN GEMIDOS
Teniendo en cuenta un material publicado por el medio El Español, los expertos en sexología apuntan que mantener relaciones sexuales con alguien, sin que él/ella emita algún sonido de placer, influye considerablemente en la disminución de la libido.

Esto, debido principalmente a que al escuchar los gemidos, el cerebro de la otra parte los asocia de inmediato con orgasmo y placer, viniéndose arriba y entregándose mucho más a las labores sexuales y, por consiguiente, logrando que todo aquel juego sexual se convierta en mucho más placentero y satisfactorio.

En este punto, según los expertos un gran número de personas son conscientes del impacto de los gemidos, por lo cual suelen utilizarlos con asiduidad en sus relaciones, únicamente con el propósito de hacer sentir mejor a su pareja. Otros lo utilizan para que su acompañante llegue al clímax de una manera más satisfactoria, mientras otros lo realizan con el fin de que termine mucho más rápido.

Profesionales también argumentaron que el gemido no solo es un jadeo para expresar únicamente satisfacción, también se considera todo un lenguaje dentro del acto carnal y amatorio, por lo cual podemos encontrar que cada persona tiene su propia vocalización, que puede ser desde palabras y exclamaciones de diferente intensidad.

Otras ventajas de gemir, de acuerdo a la sexóloga española Laura de Lera.
1. Facilita la respiración en el acto.
2. Ayuda a liberar tensiones.
3. Potencia las sensaciones corporales.
4. Mejora la comunicación.
5. Puede incrementar el autoestima en los participantes.
6. Retroalimenta y motiva a la otra persona.
7. No se trata de fingir, sino de canalizar y conectar con el mutuo placer.