spot_imgspot_img
jueves, enero 20, 2022
34.7 C
Asunción

¿A dónde lleva la desconfianza?

Altos niveles de desconfianza ciudadana han aparecido en los últimos meses y con razón, especialmente en donde el concepto de la sobrevivencia se imponía sobre el concepto de la solidaridad.

Aquello de hacer bien las cosas y más todavía en momentos como estos, tendrían que ser los ejes dominantes de todas las actividades profesionales en el Paraguay, desde los maestros hasta los médicos, pasando por los abogados, contadores o los que hacen la tarea de representar los intereses de la gente.

Los niveles de desconfianza son tan altos que en realidad pareciera que tendríamos que reconstruir por completo el Paraguay si ambicionamos cosas distintas a las que tenemos.

Cuando vemos el nivel de desconfianza hacia la justicia, al Poder Legislativo, al Ejecutivo, y también al ejercicio de actividades profesionales, en donde las demandas contra estos continúan en aumento, nos damos cuenta que la principal enfermedad que tenemos en Paraguay es el de la desconfianza.

Esa enfermedad nos priva de las posibilidades de construir el capital más importante en un país, que es el de extender la confianza en el otro y juntos generar riquezas. Los pueblos que realmente confían en sus propias capacidades, en la sus mejores profesionales y que tienen un Estado que realmente convoca a los mejores cuando se trata de momentos importantes es el que sale adelante y el que gana las grandes batallas y guerras.

Paraguay no hubiera ganado la Guerra del Chaco jamás si no hubiera tenido presidentes honestos que prepararon el país y administraron durante el conflicto, Generales con altas capacidades y fundamentalmente con mucha honestidad.

El Paraguay puede perder esta guerra con más de 15 mil muertos hasta ahora, si continuamos con la misma lógica y con la alta desconfianza. 

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor