spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
24.7 C
Asunción
InicioSexplícitxUna técnica para concentrarte en las sensaciones

Una técnica para concentrarte en las sensaciones

Categoría

Fecha

Si en algún momento sentiste que faltó algo más en tu encuentro sexual, pero no supiste cómo identificarlo, en realidad se trataba de una cosa más simple como la falta de concentración en pareja. Eso es el mindfulsex, una técnica que viene acompañada de un mayor descubrimiento sexual y sensorial.

Disfrutar de tu encuentro sexual puede ser más fácil y placentero de lo imaginado. Todo esto mediante simples técnicas de relajación que te permitirán estar en el «aquí y ahora» para aprovechar al máximo cada instante con tu pareja.

La mencionada práctica es conocida como mindfulness sexual o mindfulsex y se refiere a la concentración de la pareja al momento de tener relaciones sexuales. En medio del coito, mientras están juntos, ningún otro pensamiento fuera del sexo debe interponerse entre las dos partes y esta simple, aunque determinante acción, reforzará el disfrute entre ambos cuerpos.

«Ya sabemos que nuestro cerebro tiene más poder sexual que cualquier parte del cuerpo. Si llevamos nuestra atención a cada movimiento o caricia, silenciando los pensamientos y dejando atrás las expectativas, podremos llegar a tener un sexo placentero y disfrutarlo al máximo. Esto es mindfulsex», indicó la psicóloga y sexóloga española Silvia Sanz.

Por ello, aprovechar la manera en que tu pareja recorre con su boca cada rincón de tu cuerpo o sumirte en la conexión generada tras el constante tacto, hará que la experiencia esté repleta de satisfacciones, de acuerdo a los profesionales que recomiendan esta técnica.

¿POR QUÉ NO DISFRUTO TANTO?
Si durante las relaciones sexuales mantenidas con tu pareja sentís que el placer no es suficiente, pero no entendés cuál es el factor ausente para una mayor satisfacción, probablemente estés poniendo la concentración en segundo plano.

Santiago Cedrés, sexólogo clínico y expresidente de la Sociedad Uruguaya de Sexología, explicó que muchas de las consultas tienen que ver con el mal manejo de los pensamientos.

Sea estrés, ansiedad, preocupaciones relacionadas con el trabajo, los hijos, la economía, todas las disfunciones sexuales de origen psicógeno encuentran grandes beneficios del mindfulness, según Cedrés, así como para los efectos psicógenos de toda disfunción de base orgánica.

“Debido a dos componentes centrales que presenta el mindfulness que son la autorregulación de la atención hacia el momento presente y la actitud de curiosidad, la práctica del mismo es fundamental para la sexualidad satisfactoria y saludable”, detalló Cedrés en el sitio web de la sociedad.

CÓMO PRACTICAR EL MINDFULSEX
Entre las claves para llevar a cabo este nivel de concentración, Silvia Sanz recomienda a las personas iniciar primero en soledad, a fin de conocer  “nuestro cuerpo, disfrutarlo, para poder aceptar mejor nuestra sexualidad”. En ese sentido, resulta fundamental que uno autodescubra sus propias zonas erógenas, se concentre en las sensaciones que le provoca tocarse de diversas maneras y enfocarse en todo lo que conlleva el juego individual.

De esa manera, tendrá una mayor preparación a la hora de conectar corporalmente con su pareja. Por otro lado, mencionó que no se debe tener “prisa” con el uso del juego sexual, el único objetivo debe ser disfrutar, sin tener expectativas.

“Si algún pensamiento nos distrae, hay que intentar llevarlo afuera, volviendo a centrar la atención en lo que estamos sintiendo, sin resistencias, pero sin rendirse para potenciar nuestras sensaciones”, recomendó Sanz.

Mientras tanto, Santiago Cedrés resaltó que el aumento de la carga erótica, excitaciones más profundas, orgasmos más intensos y duraderos, mejora la comunicación corporal y estimula una sexualidad fluida como beneficios directos que aporta el mindfulness a las relaciones de parejas.

“Esta técnica nos conduce a atender sin juicio aquello que nos sucede. De esta forma y guiados por un terapeuta, la práctica de mindfulness puede darnos mucha información que a priori no estamos escuchando sobre nosotros mismos” detalló el sexólogo.

Entonces, si te gustaría experimentar con tu pareja niveles de placer más concentrados en la potencia satisfactoria de ambos antes que en el simple objetivo de terminar, recordá las técnicas del mindfulsex, dejando de preocuparte y ocupándote más de sentir.