EL CANDIDATO
miércoles, abril 14, 2021
25.8 C
Asunción

Tributos sin retorno

Nadie quiere pagar más impuestos y muy especialmente cuando el Estado-administrador derrocha casi 2 mil millones de esos recursos cada año. ¿Porqué pagar más al mismo Estado?  es la gran pregunta que los paraguayos no hemos resuelto contestar.

El tributo  es lo que paga el ciudadano para ver desarrollo y progreso nacional o en otras palabras el dinero que usted y yo damos al Estado para que este haga cosas para el país y no termine siendo castigado por países extranjeros cómo el caso de los EEUU en el caso de  Edgar Quintana y su prohibición de pisar los Estados Unidos así cómo fue en el 2019 con Oscar Gonzalez Daher y Francisco Diaz Veron porque la justicia local no hace su trabajo y conste que tiene muy buenos salarios y recursos de nuestros tributos.

La palabra impuesto nace del latin in (hacia dentro) y positus (puesto) o algo puesto hacia dentro que debería servir  para salvar la vida de la gente, darle educación y por supuesto para tener una justicia que funcione y disuada a los corruptos que se roban los tributos.

HASTA EL BID ACUSA DE LADRÓN
Según un informe del Banco interamericano de desarrollo (BID) el Paraguay malgasta  ¿se roba) casi dos mil millones de USD al año, préstamos que deben ser devueltos y al no tener suficiente caja en el estado parte de la deuda la paga el pueblo con sus tributos que si no son robados por personas con grandes títulos en la empresa de todos que es el estado son usados para solventar deudas adquiridas por irresponsabilidad o malos cálculos de nuestros gestores estatales.

La salud es la única que ahora demanda y exige  mucha atención  pero el énfasis de los gastos es puesto en la construcción de caminos donde los niveles de corrupción son espantosos y no debería ser prioritaria. Son fuertes las imágenes que vemos en todos los hospitales públicos carentes de todo, incluida de esperanza de vida.  Ahora el gobierno no quiere usar los fondos del covid para cubrir los multimillonarios gastos de los parientes de los enfermos internados en hospitales públicos y privados y que han quedado en la bancarrota.

Solo en en el hospital de Clinica ayer se registraron 7 defunciones y cinco médicos. El  64% de la población  paraguaya no tiene seguro de ningún tipo. El 23% restante solo tiene el seguro del Instituto de Previsión Social (IPS). Y el restante 13% tiene seguros privados caros y baja cobertura.

DUDA CIUDADANA
La gente se sigue preguntando a dónde  van sus impuestos como los de renta, personales y los indirectos como el impuesto al valor agregado (IVA) que pago al consumir un producto o servicio? La respuesta es más que evidente: a un barril sin fondo que prioriza pagar salarios a los 350 mil empleados públicos y a comprar mal para sostener la corrupción.

Nuestros impuestos no trabajan para nosotros y así “no da gusto” como diría el economista  Victor Raul Benitez

Más del autor