spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción
InicioSexplícitxMitos y verdades sobre el sexo oral

Mitos y verdades sobre el sexo oral

Categoría

Fecha

El encuentro sexual, con el acto de penetración típica, que posteriormente deriva en un minucioso sexo oral, constituye en muchos sentidos la experiencia final buscada por más de una persona.

De acuerdo con el reconocido sexólogo Ezequiel López Peralta, autor del libro “El erotismo infinito”, muchos hombres y mujeres dicen obtener mayor satisfacción del sexo oral que del coito mismo.

Por ello, más de una persona encuentra en el placer del sexo oral el complemento ideal para el desarrollo de una satisfacción inacabada. Sin embargo, ¿qué pasa con el sabor dejado en tu pareja, una vez terminada la práctica?

¿MITO O REALIDAD?
El profesor Dr. Óscar Sapena Pastor, sexólogo clínico, indicó que más allá de las creencias de las personas, en realidad el semen del hombre y el flujo vaginal tienen sabores invariables; esto significa que consumir alguna fruta o alimento en específico no influye en lo absoluto en la sensación de los fluidos mencionados.

“El sexo oral tiene un solo objetivo: el placer de la pareja. Durante su realización, no se busca trabajar en otro aspecto más que ese; los sabores no tienen preponderancia porque el semen y el flujo vaginal cuentan con sus respectivos componentes, establecidos de manera generalizada y sin ninguna particularidad en las personas”, expresó.

Así también, el profesional señaló que la falta de una correcta higienización es el único factor que podría influir de manera negativa en el cambio de los fluidos de las personas. No obstante, más allá de eso, el Dr. Sapena hizo especial énfasis en la búsqueda del placer compartido mediante el sexo oral.

Si bien no se puede hablar de aspectos científicos comprobables que mencionen la influencia de los alimentos en el cambio del sabor del semen y el flujo femenino, el sexólogo clínico expresó que en realidad se debe poner sobre la mesa las diversas posturas por medio de las cuales una pareja puede disfrutar de manera desenfrenada un buen sexo oral.

El 68

A diferencia del 69, esta práctica se enfoca en complacer solo a una de las partes de la pareja. Con ello, la persona que recibe el sexo oral puede concentrarse muchísimo mejor y disfrutar de un placer superior al que había sentido hasta el momento, siendo también mucho más fácil alcanzar el orgasmo a través de la estimulación oral.

Para practicarlo, uno de los miembros de la pareja debe acostarse, mientras la otra persona debe tumbarse boca arriba sobre él/ella, de manera a que su cabeza quede apoyada entre los muslos de quien está debajo y quede muy cerca de la zona genital de su pareja.

Así, quien se encuentre arriba solo tendrá que disfrutar del momento y también podrá moverse levemente, estimulándose a su preferencia.

La silla del placer

Con esta práctica, la mujer receptora deberá ganarse a pulso su placer. Consiste en una posición en la cual ella se “sentará” en el rostro de su pareja, facilitando su orgasmo, pues marcará su propio ritmo para alcanzar el clímax.

Experiencia profunda

En esta posición, el hombre es el principal protagonista, pues estará recibiendo una garganta profunda, disfrutando así al máximo de todo lo que pueda brindarle su pareja.

Una de las partes se recostará en la cama, ubicando su cabeza a orillas de la misma, mientras el hombre estará parado, para luego ir introduciendo poco a poco su miembro en la boca de su pareja. Esta práctica brinda un oral a profundidad, debido a la posición en la cual se encontrará quien esté realizando la felación.

Él manejará los movimientos y sus tiempos, pues prácticamente estará realizando el mismo meneo llevado a cabo durante la penetración habitual, solo que esta vez en el plano oral.