Connect with us

Suscribirse

Editorial

Llegó la hora, Sr. Presidente

Basta de derrochar. Va a necesitar hasta el último guaraní.

Sí Sr. Presidente. Llegó la hora de poner las cosas en su lugar. Cuando aún no hemos salido de la epidemia de dengue que abarrota hospitales y manda gente al cementerio, su Gobierno sigue regalando a manos llenas plata que va a necesitar muy pronto para enfrentar otra epidemia, esta vez mutada en pandemia, el coronavirus. ¿O acaso no está viendo lo que pasa en Europa? Italia cerrada a cal y canto, la policía suiza recorriendo las calles recomendando a la gente no salir de sus casas, los “vuelos fantasmas” con aviones vacíos, supermercados asaltados como si fuera a estallar la Tercera Guerra Mundial… Un clima, casi, de invasión extraterrestre.

Quitemos por un momento al tema la costra de miedo y pánico que lo cubre hoy. Y veamos lo que va a necesitar el sistema de salud cuando los casos, contados hasta ahora, comiencen a multiplicarse. Habrá que disponer de pabellones enteros, aislados y asépticos, donde tratar a los enfermos, equipo operativo para los médicos y enfermeras y más unidades de terapia intensiva para los casos graves. También se deberán destinar móviles con médicos o paramédicos que ayuden a examinar casos sospechosos en sus propios hogares, tal como se ha dispuesto. Habrá que multiplicar las compras de insumos, materiales y medicamentos apropiados para enfrentar esta amenaza que está poniendo de rodillas a países con una medicina y una salud pública mucho más avanzada que la nuestra.

Tenga por seguro, Sr. Presidente, que su presupuesto de salud no le va a alcanzar para enfrentar lo que se viene. Sin embargo su Gobierno sigue empujando hacia arriba el gasto. Su propio Ministro de Hacienda informó que a fines de febrero pasado el gasto salarial subió un 7,8% . ¿Qué piensa hacer? ¿Seguir rentando como príncipes a burócratas que cobran bonificaciones, horas extra, ayuda alimenticia, viáticos y adicionales mientras la gente hace cola para retirar un antifebril? ¿Va a seguir pagándoles a un montón de parásitos el colegio de sus hijos y sus vacaciones de lujo mientras faltan camas para internaciones?

Ya dio el primer paso, Sr. Presidente. Tomó medidas que sorprenden en países vecinos por su oportunidad y profundidad. Pero no se quede a mitad de camino. Declare emergencia, mueva el presupuesto, arranque privilegios inmerecidos a un montón de vividores del Estado y derive ese montón de recursos a los gastos extra que le va a plantear el coronavirus.

De Ud. depende, Sr. Presidente.

 

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente