spot_img
spot_imgspot_img
domingo, septiembre 25, 2022
15.7 C
Asunción
InicioBienestarSalud MentalLa lucha contra el estrés postraumático

La lucha contra el estrés postraumático

Categoría

Fecha

La muerte de un familiar, un accidente de tránsito e, incluso, verse afectado por desastres climáticos como una tormenta, pueden convertirse en episodios traumáticos que, mientras se esconden en la rutina diaria, desembocan en la aparición de cuadros de ansiedad, estrés, insomnio, terrores nocturnos e irritabilidad: signos del estrés postraumático.

“Este síndrome puede tener diversas causas. El primer paso es identificar debido a qué situaciones apareció. Una vez identificada esta situación, se empieza a detectar cuáles son las características de un posible tratamiento, a partir de lo que está sucediendo en la psiquis de la persona”, explicó la psicóloga Gloria Petters.

El padecimiento puede afectar, indistintamente, a una persona en cualquier etapa de su desarrollo evolutivo, comentó Petters.

“Como seres humanos, por supuesto, tenemos distintas formas de reaccionar o de accionar a ciertos episodios a partir de diferentes mecanismos de defensa. El estrés postraumático afecta a todas las áreas del ser humano: desde la sexualidad, hasta el sistema digestivo. No hay una vacuna para la inmunidad traumática”, indicó.

Precisamente, la psicóloga mencionó que a raíz del episodio traumático se empiezan a segregar hormonas en el torrente sanguíneo. Estos componentes son los encargados de generar estrés para el afectado.

“De esta forma, se produce realmente una irritación y una debilidad del sistema inmune general, por lo tanto, la persona se encuentra desvalida”, agregó la psicóloga.

TRATAMIENTO
Para abordar un cuadro de estrés postraumático es primordial identificar la causa que lo originó. Una vez reconocido el origen del padecimiento, el terapeuta podría desarrollar con el paciente un modelo de tratamientos que puede incluir o no la presencia de psicofármacos, mencionó la psicóloga.

“Es importante buscar la ayuda de un profesional en forma inmediata, cuando aparezcan signos como la ansiedad, la irritabilidad, las pesadillas o el insomnio de forma constante, tras una situación traumática. La persona afectada también puede estar sufriendo otros síntomas escondidos, que finalmente van a desembocar en otros trastornos, si no recibe ayuda”, afirmó.

Así, la licenciada Gloria Petters añadió que “lo más importante es entender que esto es real, porque el sistema empieza a trabajar a nivel hormonal y endocrino y produce toda esta sensación de estrés, que muestran que el trauma es verdadero”.

El tratamiento del estrés postraumático varía de acuerdo a cada caso y existe un protocolo que se debe aplicar según las circunstancias, explicó la psicóloga.

“La diversidad de tratamiento para este tipo de trauma depende exclusivamente en qué nivel se situó la afectación. Al determinar el origen del trauma se realiza la intervención correspondiente. Cada trauma tiene un protocolo de intervención para lograr la reestructuración cognitiva del paciente y darle la seguridad de que va a salir de esa situación que no es permanente”, aseguró.

Así, el tratamiento puede estar acompañado o no de la presencia de psicofármacos, refirió Petters.

“En ocasiones, puede o no estar acompañado con psicofármacos y, a partir de ahí, se trabaja con terapias que pueden ser breves, intensivas o sistemáticas y prolongadas”, concluyó.

Gloria Petters, psicóloga.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.