domingo, abril 21, 2024
33.7 C
Asunción

Innovación y energía

Hoy día la energía, su fuente y recursos necesarios para conseguirla parecen ser los temas del día, estamos habituados a usar el carbón y el gas natural para nuestras tareas diarias así cómo las hidroeléctricas que nos proveen desde hace tiempo energía suficiente y quizá mal administrada para iluminar, cocinar, calentar, aclimatar y recargar nuestras herramientas que funcionan a batería y necesitan de energía eléctrica para responder bien a nuestras demandas.

Escuché una vez la expresión “Energía renovable”, por lo que me puse a investigar algo al respecto y son aquellas que se obtienen a partir de fuentes naturales que producen energía de forma inagotable e indefinida, cómo podrían ser el agua, con las hidroeléctricas, el viento, energía eólica obtenida a través de las aspas de un aerogenerador. Y la tan mencionada energía solar que se obtiene de las radiaciones solares que llegan a la tierra en forma de luz, calor o rayos ultravioletas y que capturan las placas o paneles solares.

En el último campo mencionado es donde se dan las innovaciones con el papel digital que ya es una realidad: es ultrafino, transparente y genera más energía en tu mano que las placas solares.

Los paneles solares han cambiado por completo el sector energético, y hoy en día es habitual verlos en un gran número de viviendas y edificios, ya que cada vez más personas quieren disfrutar de los grandes beneficios de tenerlos instalados. Una de las últimas innovaciones en este sentido llega desde China, ya que unos científicos han creado una célula solar que es más fina que el papel y que mejora la eficiencia de las placas solares, un invento que sin duda puede cambiar la forma en la que aprovechamos la energía solar.

Una que no se acabará nunca porque la estrella que nos da calor y luz y según investigadores no es eterno y se agotará en unos 5 mil millones de años.

Un equipo de investigadores científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Jiangsu (JUST), una de las más prestigiosas de China, ha logrado desarrollar unas células solares flexibles que siendo más delgadas que un simple folio tienen la capacidad de convertir la luz solar en electricidad.

Lo que es una alternativa para muchos interesados en dejar de depender de la administración nacional de electricidad (ANDE) en Paraguay u otras fuentes de energía para iluminar su hogar, calentarlo, cocinar en el mismo o limpiarlo.

Las nuevas celdas solares flexibles de silicio cristalino destacan por ser mucho más ligeras y finas que las tradicionales, y ofrecen un gran rendimiento energético. Según palabras de uno de los investigadores: «Hemos desarrollado células de tan sólo 50 micrómetros de grosor -más delgadas que una hoja de papel A4- que se pueden doblar para formar un rollo y son mucho más eficientes que las convencionales». Desde hace años científicos de todo el mundo han puesto en marcha diferentes proyectos y métodos para desarrollar células fotovoltaicas ligeras, flexibles y eficientes, y por fin ahora han llegado los primeros grandes resultados. Sin ir más lejos, el año pasado otro equipo de investigadores chinos creó placas solares de 60 micrómetros de grosor, lo que viene a ser la anchura de un cabello humano.

Esta opción puede ser útil para lograr hacer y tener energía en espacios reducidos, lugares donde la instalación de paneles resulte difícil o sea imposible colocarlos.

Más del autor