lunes, junio 24, 2024
17 C
Asunción

Empresas familiares: protocolo, sucesión y profesionalización.

arolt2508@ gmail.com

Se entiende por empresa familiar aquella en la que una ò más familias ejer­cen el control de la propiedad y gestión de la misma y como visión al futuro, hacer que las sucesivas generaciones le den continuidad en el tiempo, toman­do el control de la empresa.

Como en todo grupo humano, las empresas familiares no están exentas de conflictos por intereses individuales de sus miembros, que no coinciden con el objetivo del socio fundador ò con los intereses y objetivos de la empresa.

Una gran interrogante es cuando un miembro de la familia alcanza la edad de ingresar al mercado de trabajo y suceden dos casos, el primero, que éste miembro de la familia tenga la capacitación debida y el segundo caso, es que no la tenga. En el primer caso, va a resultar un aporte a la empresa, en el segundo caso, la empresa como bolsa de trabajo familiar.

En la actualidad, las empresas que visualizan su continuidad y desarrollo en el futuro, cuentan con un documento denominado PROTOCOLO, consiste en un acuerdo legal que permite evitar ò resolver conflictos y garantizar la unidad de gestión empresarial. Este documento es de enorme valor moral, ya que es el fruto de un proceso largo, en el que una familia empresaria ha logrado consensos integrales en cuanto a la propiedad, gestión, sucesión, admisión y renuncia, que permitirá continuar juntos en los intereses y obje­tivos de la empresa.

Este documento goza de total legitimidad, por el consenso que se ha lo­grado sostener entre los miembros de la familia y poder evitar conflictos muy comunes que se presentan después del fallecimiento del fundador de la empresa.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor