spot_img
spot_imgspot_img
domingo, junio 26, 2022
14.7 C
Asunción

Dormir en paz

El sueño, descanso o dormida no debe ser considerado un momento de holgazanería sino forma parte de la ocasión en el que nos hallamos en el estado de reposo que consiste en la inacción o suspensión de los sentidos y de todo movimiento voluntario. Sirve para recuperar energías que nos sirvan para rendir bien en nuestras jornadas. Existen muchas posturas, atuendos, y sueños que se dan en esta ocasión cómo también sonidos o ruidos que se vuelven insoportables para muchos y causan efectos en el mismo sujeto.

Uno de ellos es el ronquido o el ruido ronco, áspero y grave que se produce al respirar mientras se duerme, debido a la vibración del velo del paladar. Una forma que tienen algunas personas de respirar al reposar. Suele aturdir o molestar habitualmente al o la compañero de habitación interfiriendo su paz al dormir y en algunos casos por la intensidad de los mismos hasta quebrar la calma del sueño.

Por lo que existen diversos consejos, tratamientos e intervenciones médicas, algunas sugerencias para evitar roncar mucho de noche son;

Evitar tomar alcohol tres horas antes de acostarse…
No ingerir medicamentos que relajen los músculos en la noche…
Bajar de peso…
Prohibido fumar…
Dormir de costado o elevar la cabeza…
Algunos remedios caseros pueden ayudar a liberar la nariz…
Cenar liviano y bastante antes de acostarse.

El ronquido que interrumpe el sueño puede ser causado por una variedad de condiciones, pero los expertos dicen que hay maneras de encontrar alivio.

Acabar con las molestias
Los ronquidos se presentan cuando los músculos de la lengua, el paladar y la garganta se relajan y restringen el flujo de aire. Los varones tienen el doble de probabilidades de roncar que las mujeres. Lo que nos hace posibles culpables de quebrar la paz al dormir que buscan nuestras parejas. Al igual que dormir a una gran altitud, el aire seco o húmedo en exceso puede agudizar los ronquidos. Dormir boca arriba o beber alcohol antes de irse a dormir tiende a empeorar la dormida.

El sueño es de suma importancia cómo el aseo, la comida y la actividad física, no tanto para destacar lo exterior de uno sino para cuidar lo interior que es lo que controla el sistema externo. Rendimos mejor si hemos logrado dormir bien sin ruido de vehículos inconscientes o ronquidos no intencionados, que pueden ser reducidos o regulados si se toman en serio y se llevan a la práctica los consejos más arriba. Hay que hacer la tarea de cuidarnos y de cuidar a los que nos rodean de los perturbantes ronquidos que padecemos.

Más del autor