miércoles, abril 24, 2024
23.8 C
Asunción

Depresión: un drama reiterado

La depresión es la acción y efecto de deprimir o deprimirse. Un diagnóstico psiquiátrico y psicológico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y/o culpabilidad. El término tristeza postparto (baby blues) se usa para describir cambios leves en el estado de ánimo, así como sentimientos de preocupación, infelicidad y agotamiento que muchas mujeres pueden experimentar durante las primeras dos semanas después de dar a luz.

Se ha descubierto que la mujer no es el único género que puede llegar a presentar este mal. Porque los padres también la padecen.Los psiquiatras están empezando a identificar las dificultades psicológicas que experimentan los hombres en torno al nacimiento de su hijo. Así, el 5% de los padres se verían afectados, según un estudio francés.

La llegada de un bebé conlleva una gran variedad de sentimientos intensos: amor, alegría, ilusión, frustración y nerviosismo, por nombrar solo algunos. Los altibajos son comunes en las primeras semanas y meses tras dar a luz, dados los grandes cambios emocionales y físicos que traen consigo el nacimiento y el cuidado de un nuevo hijo.

Una experiencia muy importante para los padres, el nuevo miembro del equipo y la misma familia que lo acogería.  Para muchas mujeres, los sentimientos de depresión y ansiedad pueden eclipsar la celebración que implica dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia que puede traer consigo buenos o malos momentos de acuerdo a lo que sea expuesto, el cuidado y formación que tenga por parte de sus padres que se cargarían una importante mochila en sus vidas, que deben estar si es posible siempre alegres y animados para estudiar, trabajar y existir sin drama alguno los días que tengan en la vida.

Maneras de enfrentar

Un viaje que resulta cómodo y sin complicaciones si uno no lo lleva con la depresión y más en el momento en que llegue aquel nuevo miembro a la familia. Que si es posible lo debe recibir y acompañar alegre y sin ningún antónimo de ese estado de ánimo que produce todo lo contrario a lo que trae consigo la depresión posparto o depresión posnatal que son:

  • Sentirse triste o en baja forma
  • Ser incapaz de disfrutar de las cosas con las que normalmente se disfruta
  • Cansancio o pérdida de energía
  • Déficit de concentración o escasa capacidad de atención
  • Baja autoestima y falta de confianza en una misma
  • Alteraciones del sueño, incluso cuando el bebé está dormido
  • Cambios en el apetito

Todo esto  al prolongarse y no ser identificado y atendido a tiempo podría ocasionar otros daños serios en la persona deprimida.

La depresión posparto en los hombres es un trastorno afectivo que se manifiesta en síntomas como: Tristeza, Llantos, Aislamiento social.

No vivimos la dura y feliz experiencia de desarrollar una vida en nuestro vientre que luego de 9 meses es concebida para integrarse a un difícil mundo que debe reunir las condiciones de seguridad para evitar que se inicien o desarrollen estados de depresión.

Más del autor