domingo, julio 21, 2024
30.5 C
Asunción
spot_imgspot_img
InicioSexplícitx5 juegos para reinsertar la pasión en la pareja

5 juegos para reinsertar la pasión en la pareja

Categoría

Fecha

El apasionamiento y la satisfacción infinita son componentes centrales en toda relación sexual, pero insertar un poco de creatividad en medio de tus encuentros para otorgar componentes eróticos más explosivos podría otorgar un nivel diferente de placer, ¿estás dispuesta/o a intentarlo?

El juego previo constituye un aspecto esencial antes de dejarse llevar por la insistente búsqueda de placer en la pareja. Tener la posibilidad de estimular de manera inacabada a él/ella, hasta que finalmente pida por una penetración o el inicio leve del coito, es solo uno de los tantos resultados de los cuales hablan los sexólogos a la hora de mencionar los factores positivos de innovar en tus encuentros sexuales.

Para la antropóloga estadounidense, Helen Fisher, en una entrevista publicada por el semanario alemán “Focus”, las parejas que están juntas desde hace mucho tiempo deberían probar regularmente cosas nuevas en sus relaciones sexuales. “El cerebro secreta la hormona de la felicidad, la dopamina, cuando se hacen cosas nuevas”, explicó la científica.

Al respecto, también reforzando la idea de innovar en las prácticas sexuales, de acuerdo a un material realizado por el medio español ABC.es, casi nueve de cada diez jóvenes (el 87 %) quieren probar cosas nuevas en el sexo para salir de la rutina y se atreverían a dar el paso de practicar otras posturas, tener relaciones en algún sitio público o usar juguetes sexuales de riesgo controlado.

Por ello, teniendo en cuenta la innegable existencia de una búsqueda o casi necesidad de implementar aspectos diferentes en torno a la manera en que se desarrolla el encuentro sexual en pareja, a continuación te traemos una lista de 5 juegos que podrías implementar con él/ella para reavivar las pasiones y el placer desenfrenado.

1. El prisionero
Todo un clásico del sexo estimulante. Este juego busca “aprisionar” o mantener como “esclavo” a una de las partes, con el objetivo de dejarlo inmovilizado, pero con la posibilidad de sentir y disfrutar de todo lo que se le ocurra a su pareja implementar en su cuerpo.

Por ejemplo, se puede atar contra la cama o en una silla al prisionero. Esta sensación puede ser muy provocativa. Además, si se le tapan los ojos, la situación es todavía más erótica, pues se deja a la persona sin posibilidad de ver lo que está ocurriendo, solo con la posibilidad de sentir algunos chupetones en sus zonas erógenas o lo que se le ocurra implementar a la persona dominante en medio del juego; las posibilidades son amplias con la imaginación.

2. Twister al desnudo
Muchos conocen este famoso juego, normalmente infantil, que consiste en extender un mantel con diferentes círculos de colores en el piso, en los cuales se irán colocando las manos o distintas partes del cuerpo en determinados tonos, dependiendo de lo que decida un reloj que irá determinando eso al azar.

Es un juego que requiere destreza física, así como también de coordinación motora. Para que se convierta en un juego sexual, es necesario que los dos miembros de la pareja estén desnudos o en ropa interior. Lo que pase después ya es cosa del nivel de creatividad y excitación de ambos.

3. Adivina el sabor de mi boca
Cuando uno de los dos tiene los ojos vendados, el otro debe colocarse fresas, helado, chocolate o licores en la boca. Luego se deben besar y la persona con los ojos vendados tiene que adivinar lo que tiene en la boca su pareja. Si no lo acierta, la otra persona se untará en una zona erógena el alimento ingerido y el otro tiene que lamerlo suavemente para dar placer.

4. Juego de dados
Muy sencillo y práctico. A cada uno se le asigna números pares o impares. Al lanzar el dado, la persona que gane será atada a la cama y recibirá placer durante cinco minutos: entre sexo oral, penetración, caricias o masajes, todo está permitido.

5. Juego de cartas
Seleccionás una baraja de cartas y elegís una al azar. El número marcará la duración del juego sexual que toque realizar. Con una baraja de cartas, el número que salga (en las cartas españolas del 1 al 7) marca la duración de la actividad sexual que toque realizar, la figura los minutos con plena intensidad y los palos la práctica que se debe realizar.

– Sota: un minuto a máxima velocidad y potencia. – Caballo: dos minutos a máxima velocidad y potencia. – Rey: tres minutos a máxima velocidad y potencia. – Copas: sexo oral (ya sea de forma tradicional o un annilingus) – Espadas: penetración vaginal, anal o masturbación. – Bastos: eliges la práctica, ya sea alguna de las anteriores o una diferente. – Oro: tienes que probar algo que no hayas hecho nunca, pueden ser posturas novedosas o aplicar algunos fetiches pendientes.