spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Un café por favor

Así como hubo estudios que atacaron el consumo de lácteos también el café ha sido sujeto de historias negativas sin embargo, la historia ayuda en la comparación del ayer a lo de hoy, y cómo se han dado en el tiempo los cambios que no son sólo en relación a lo que entra por nuestros ojos con internet sino con lo que entra por nuestra boca cómo el café, El café originario de África llegó a América latina y sentó sus reales y, hoy países como Colombia o Brasil son territorios clásicos donde su cultivo, cosecha y elaboración son conocidos a nivel mundial. Nosotros acostumbrados al cocido, chipa o mbejú hemos caído también a sus hechizos de consumo.

El café tenía mala fama y entre ellas la de desarrollar la enfermedad de Parkinson, el melanoma, el cáncer de próstata e incluso el suicidio. Pero cómo una moneda tiene dos caras. pasa lo mismo con una infusión que resultó ser un negocio aún más rentable en pandemia cuando las ventas continuaban para las personas que encuentran en su consumo una paz y realidad diferente a lo que usualmente vivían.

Se apuntan ahora sus propiedades beneficiosas destacándose que un buen café sirve par aumentar tu rendimiento físico. …
ayudarle a perder peso. …
a quemar la grasa. …
a concentrarte y a mantenerte alerta. …
para reducir el riesgo de muerte. …
6 para el riesgo de cáncer. …
7. Para reducir el riesgo de derrame cerebral.
En EEUU se dio un estudio de más de 200.000 participantes al que se le dio seguimiento durante 30 años. Las personas que bebieron de tres a cinco tazas de café al día, con o sin cafeína, fueron un 15 por ciento menos propensas a morir. Lo que lleva a concluí que beber más de dos tazas de café al día reduce un 44 por ciento el riesgo de muerte a largo plazo por todas las causas, incluida el cáncer según las conclusiones de un estudio de la Universidad española Miguel Hernández de Elche (UMH).

Un nombre reivindicado
Sin la intención de golpear a negocios diferentes al café sacando la negra etiqueta que fue puesta a esta bebida ahora es frecuente escuchar cómo; -¡ mozo, Un café por favor! lo que antes hacia que quien lo solicitaba reciba miradas extrañas de otros clientes que asumían un negro porvenir del futuro consumidor.

Se debe entender que así cómo cambiaron la carta y hasta los centros que venden comida, también su clientela ahora busca un lugar relajado con acceso a internet, sofás estilo hogar y otras decoraciones hogareñas para en vez del mate caliente se opta por otra bebida consumida según la preferencia del cliente; negro, cortado o con leche. La cadena Starbucks es un ejemplo de éxito reivindicado.

Es cierto que así cómo el alcohol y el tabaco causan adicción por su contenido de cafeína que estimula el sistema nervioso central, aumentando el nivel de alerta, a la mayoría de la gente la cafeína le produce una «inyección» de energía’ y una mejora del estado de ánimo, ambos de carácter temporal.

Buen momento y temperatura para tomarnos un «buen tinto» como dicen los colombianos.

Más del autor