jueves, mayo 30, 2024
19.3 C
Asunción

Presidente chino visita Francia

Ahora la tendencia de noticias gira en torno a la visita del presidente chino Xi Jinping a Francia, por lo importante que se supone es su presencia en cualquier nación de la tierra. Un ser humano igual que todos en nuestro barrio, más representa y preside un país importante desde muchos ángulos de la economía. Que si se encuentra en buenas condiciones en cualquier lugar del mundo, países, empresas, hogares y finanzas particulares, hay seguridad y estabilidad.

Para empezar y/o desarrollar proyectos que convengan a todos, si los fondos del estado son bien administrados y no se dan errores cómo la corrupción o cualquier cosa parecida a esta complicación que una vez exista en cualquier estado puede propagarse por sus órganos y en una metástasis acabar con la vida de algunos países que no se den cuenta cómo va destruyendo cualquier institución formada por personas que no sean útiles para .

Afortunadamente no es el caso del visitante o visitado. Emmanuel Macron y Xi Jinping están ahora juntos en el país del primer presidente mencionado para un diálogo más directo sobre la guerra en Ucrania o los desacuerdos comerciales. Incluso piden una “tregua olímpica” para que este verano cesen las guerras en el mundo” en alusión a lo que se está dando entre Rusia y Ucrania desde hace más de 2 años. Los recelos por el conflicto de Ucrania y las tensiones comerciales marcan la visita del líder chino a Francia antes de viajar a Serbia y Hungría, próximos a la órbita de Pekín.

Almorzaron en el restaurante de Eric Abadie, criador y amigo del presidente francés. Haciéndose eco de la ceremonia del té que compartieron el año pasado en Cantón, en la residencia oficial donde vivió el padre del presidente chino cuando era gobernador de la provincia de Guangdong. Esta visita coincide con los 60 años de las relaciones diplomáticas franco-chinas. Por otro lado está el defender la “reciprocidad” comercial entre los dos países y buscar una solución a la guerra en Ucrania.

Macron propugnó una “tregua olímpica”, marcando de paso el título que Francia tomará este año al ser sede de los juegos olímpicos 2024, que empezarían en julio de este año hasta el mes de agosto. Donde veremos a deportistas franceses, chinos y de todo el mundo que a través del deporte podrán lucirse y hacer lucir su bandera que finalmente es lo que más vale en acontecimientos cómo este. 

Ante su llegada a Francia, el presidente chino afirmó en un artículo publicado en Le Figaro que tiene la intención de “trabajar con Francia y toda la comunidad internacional” para “resolver la crisis” en Ucrania. China no es el origen de esta crisis, ni es parte ni participante en ella”, añade el líder chino. No obstante, asegura que “siempre ha desempeñado un papel constructivo para promover una solución pacífica” en este conflicto entre Rusia y Ucrania.

Estamos pendientes de resultados y respuestas óptimas para lograr el cese de hostilidades entre los países vecinos que antes formaron un país cuyo nombre era la URSS (Unión de repúblicas Socialistas Soviéticas) y volver a eso parece ser el deseo del presidente ruso Vladimir Putin que continúa desde hace días, semanas, meses y años invadiendo territorio soberano desde el 2022. Tiempo que puede ser desde cuando se encontraban entrenando los atletas que veremos ganar perder en las futuras olimpiadas en el país que ahora es foco de atención por la presencia del presidente chino.

Xi Jinping y Emmanuel Macron, acompañados por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no intentaron ocultar las tensiones que se están acumulando en torno al comercio. Macron explicó que quiere plantear “con toda amistad y confianza” las “preocupaciones, para tratar de superarlas”, y pidió reglas comerciales “justas”. La Unión Europea “no dudará en tomar decisiones firmes” para “proteger su economía y su seguridad”, subrayó por su parte Ursula von der Leyen.

El lunes se han formado varios contratos comerciales entre empresas francesas y chinas. Entre los anuncios, un contrato para que se construya una planta para producir energía a partir de los lodos de unas 50 plantas de tratamiento de aguas residuales en el sur de China, por casi 100 millones de euros.

Tras pedir una coordinación “decisiva” en el delicado tema de la guerra en Ucrania, Macron celebró los “compromisos” de China “de abstenerse de vender armas” a Moscú y de “controlar estrictamente la exportación de bienes de doble uso” que puedan utilizarse con fines militares. Siendo estos bienes productos, servicios o tecnologías que pueden ser utilizados tanto para fines civiles como militares. Lo que presenta un riesgo para el que lo adquiera y use esos bienes. 

Cómo una visita ejecutiva el presidente chino ha marcado el retorno a su país el día de mañana, día y fecha en el que termina la visita del mandatario chino, suponiendo que ese mismo día tendríamos más información acerca de lo que hablaron y concretaron los pdtes de Francia y China.

Más del autor