spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
30.7 C
Asunción

Sueños de democracia

Una de las cuestiones sobre las que los paraguayos siguen soñando alguna vez es ver
concretado el sueño de algo determinado. Para muchos, el gran sueño paraguayo es reducir drásticamente los niveles de corrupción; para otros generar una mayor cantidad de empleos, o que la justicia sea previsible, o que los políticos realmente trabajen con una agenda en beneficio del bien común.

Sueños democráticos que ya llevan en total una cantidad importante de años, casi una generación completa que no ha visto concretada la idea de una democracia que realmente funcione mucho mejor que el régimen autoritario que gobernó al Paraguay por 35 años. Los demócratas necesitan homenajear a la democracia con una gestión eficaz, y haciendo que los sueños y las aspiraciones de la gran mayoría de la población paraguaya alguna vez se haga realidad.

De momento, lo que tenemos son pesadillas reiteradas y constantes y, en el camino, una degradación de la democracia en su conjunto. Muchos nostálgicos siguen afirmando que la democracia no ha traído el progreso ni el desarrollo que se esperaba, sino que aumentó el número de corruptos y los casos de corrupción.

Todo eso tendría que cambiarse, hacer concretar que nuestros sueños se conviertan en realidades es uno de los grandes desafíos de cada uno de nosotros.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor