martes, enero 31, 2023
30.7 C
Asunción

Ordenando la casa

El Estado Paraguayo necesita una profunda reforma, y la primera que se debe hacer es con respecto al tema de la organización de los trescientos cincuenta mil empleados públicos que tenemos, muchos de ellos ingresando sin la capacidad suficiente, no teniendo exámenes de oposición para alcanzar esos lugares y con una serie de privilegios y ventajas que no goza el verdadero contribuyente para el pago de sus salarios, los que no están en la nomenclatura del sector público.

Este ogro filantrópico devora más de US$ 4.000 millones al año y, sin embargo, todavía aquellos que administran se creen con el debido derecho de pedir incrementos, como el caso de los de Hacienda y los del Banco Central.

La calidad del Estado que tenemos dista muchísimo de los niveles de pago y privilegios que les damos.

Debemos hacer también una completa reingeniería con respecto a los salarios. Esto tiene que ser una carrera en donde los méritos, las aptitudes y las capacidades sean evaluadas cada cierto tiempo y se promueva a las personas en función de su idoneidad, de lo contrario tenemos un montón de gente que ingresa simplemente de forma prebendaria, clientelista o por otro tipo de favores -incluso sexuales- y encuentran promociones por sobre otras personas que estuvieron esperando desde hace bastante tiempo un sitio para servir al Estado desde un lugar distinto y diferente, como acontece con la modelo que ha sido nombrada para ser Ministra en la representación paraguaya de la OEA en Washington en uno de los últimos actos de la administración de Euclides Acevedo, quien pretende ser presidente de la República.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor