miércoles, abril 24, 2024
23.8 C
Asunción

Estética y cuidados

Existen noticias que llaman la atención porque al leer sus títulos nos cuesta relacionar los ángulos expuestos en los mismos. Por ejemplo, cómo se relaciona nuestro riñón con el cabello. Los riñones controlan la cantidad de agua y sal que se consume y un exceso de estos elementos puede debilitar los riñones y esto se refleja en el cabello.

La calvicie, la fragilidad capilar y la caída del cabello pueden tener mucho que ver con el estado de los riñones. Por eso, para cuidar el cabello es importante incorporar alimentos que nutran los riñones.

El alisado brasileño es un tratamiento capilar que utiliza ingredientes naturales para  suavizar el cabello. A diferencia de otros tratamientos químicos, el alisado brasileño no contiene productos químicos fuertes, como el formaldehído.

Notables hallazgos

Este tipo de alisado puede tener riesgos para la salud. El formaldehído, un conservante utilizado en el alisado brasileño, es un carcinógeno conocido que puede causar problemas respiratorios, irritación cutánea e incluso cáncer. Lo que sugiere mucha atención para elegir las opciones que se presenten para cambiar o corregir nuestra estética, una que puede servir no solo para lucir bien sino el conocer el estado de algunos órganos internos que no tengamos la oportunidad de ver o conocer cómo nuestra piel, rostro y la cabellera. Todo eso debe estar bajo control y tener la misma atención que damos a nuestra sangre, corazón, pulmones y todo órgano que nos ayude a funcionar bien en la vida.

Una que no solo se relaciona cómo uno luzca sino sobre todo cómo se sienta en su cuerpo o “carrocería” cómo diría un amigo que sólo rendirá bien hasta un momento y no siempre Lo importante es siempre identificar molestias a tiempo y actuar oportunamente para controlar el desarrollo o expansión de complicaciones en nuestros organismos.

Nunca dejan de sorprendernos por cómo se relacionan órganos del cuerpo humano para en esa simetría y reciprocidad de trabajo nos haga despertar, respirar, ver, escuchar, movernos y vivir o intentar hacerlo sin amenazas, que quiérase o no existen siempre y al tener recurso y acceso a información que nos pueda servir para ganar tiempo y no perderlo en temas que estén solo concentrados en responder a la vanidad que tengamos en particular.

Más del autor