spot_img
spot_imgspot_img
domingo, agosto 7, 2022
15.7 C
Asunción
InicioEditorialEnergías alternativas

Energías alternativas

Categoría

Fecha

ANDE proyecta para el Chaco un sistema que se usa allí hace años.

Sabemos, desde hace algún tiempo, que aún con toda su portentosa capacidad de generación, las hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá alcanzarán más temprano que tarde su capacidad máxima de abastecimiento en el Paraguay. Y mientras el consumo va en curva ascendente la producción sigue en una meseta hasta el momento inalterada. Esa combinación de variables tiene un final inevitable si no hacemos algo: el colapso.

Ya debimos haber iniciado, al final de la segunda década de este siglo, el camino de la implementación de un plan de energías alternativas. Para invertir en fuentes fotovoltaicas o eólicas -las renovables más utilizadas- se necesita un marco regulatorio que dé claridad e incentivos a quienes deseen arriesgar capital en ese sector. Pero la política no está muy apurada en ese aspecto. La prueba es que duerme en seis comisiones de la Cámara de Diputados el proyecto de ley que regularía el fomento, generación, producción, desarrollo y utilización de energía eléctrica de fuentes renovables no hidráulicas, es decir, esencialmente solares y eólicas. Este proyecto ya tuvo 38 tramites constitucionales así que queda claro que para el Congreso, no es prioridad legislativa.

Si la inversión privada dependiera de este marco legal, la producción agroganadera -en especial la chaqueña- no habría avanzado en la forma en que lo está haciendo. Cada día son más los establecimientos chaqueños -a donde la energía de ANDE no llega o lo hace en forma lamentable- que han implantado sistemas fotovoltaicos de alta eficiencia. Con ellos se bombea y distribuye agua para la creciente población bovina de la región. También abastecen agua para avanzados sistemas de riego pivotado y por goteo y surten unidades de trabajo que antaño dependían del errático régimen de lluvias. La calidad de vida de quienes viven y trabajan en el Chaco ha mejorado dramáticamente desde que los paneles fotovoltaicos proveen luz y energía para actividades productivas y domésticas.

Como siempre ocurre, mientras la inversión privada en el Chaco viaja en tren bala, la maquinaria pública se conforma con su trencito a vapor. La ANDE no ha podido concretar hasta hoy la linea de transmisión Villa Hayes-Loma Plata de 220 Kv, como si el Chaco fuera un suburbio de Asunción, no la potencia agropecuaria e industrial en que hoy se ha convertido y que necesita cantidades masivas de energía eléctrica estable y segura.
Tarde y mal.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lisandra Aguilar, Macarena Duarte, John Walter Ferrari, Rebeca Vázquez, Víctor Ortiz.